notify@childrensermons.com

Decir la verdad

Post 217 of 525

Texto: Deuteronomio 18:15, 18-22; Juan 5:39, 46

Para mostrar: Tus diez dedos

Resumen: Jesús es el Profeta del cual habló Moisés. Siempre debemos decir la verdad.

¿Cuántos de ustedes han aprendido a contar hasta diez? [Enseñe sus manos]. Bien, díganme, ¿cuántos dedos tengo? [Diez]. ¿Están seguros? Déjenme contarlos. [Alze su mano izquierda y comience a levantar los dedos mientras cuenta]. Uno, dos, tres, cuatro, cinco [levante su mano derecha y continúe levantando los dedos de uno en uno mientras cuenta al revés]. Diez, nueve, ocho, siete, seis. Seis más cinco hacen once (6+5=11), así que tengo ¡once dedos! (Sonría) [Desde luego, los niños discutirán en este momento]. Está bien, estoy bromiando. Realmente tengo diez dedos. El hecho de decirles que tengo once dedos no lo hace correcto.

Hoy deseo hablarles acerca de decir la verdad ¿Cómo podemos decir si lo que oímos es cierto o no? La Biblia nos ayuda con ésto. Hace mucho tiempo atrás Dios le dió a Moisés los diez mandamientos. Más tarde Dios le dijo a Moisés una cosa que era muy importante (Lea en voz alta Deuteronomio 18:15, 18-22]. Dios le dijo a Moisés que él enviaría a un Profeta de dentro del pueblo hebreo. Un profeta es una persona que habla lo que Dios le dice que diga.

Moisés dijo que lo que este Profeta habría de decir era tan importante que Dios nos haría responsables si no escuchábamos lo que el profeta decía. Moisés indicó además que si un profeta hablaba verdad, entonces cualquier cosa que él dijera pasaría. Si un profeta no hablaba verdad, entonces lo que decía no iba a ocurrir. El sólo decir que iba a pasar no garantizaba que fuera a ocurrir. Eso es como podemos decir si un profeta habla verdad o no.

Jesús siempre habló la verdad. (Lea en voz alta Juan 5:39, 46]. Jesús dijo que Él era el profeta del cual Moisés había escrito. ¿Cómo sabemos que es verdad? Porque todo lo que dijo Jesús que iba a ocurrir ocurrió. Otras personas han reclamado ser el Profeta del cual habló Moisés, pero lo que ellos han dicho no ha ocurrido. Jesús dijo que el iba a morir y a resucitar, y así fue. Así que sabemos, sin duda alguna, que él era al que Moisés se refería. Jesús decía lo que Dios el Padre le decía que dijere y siempre era la verdad. Nosotros debemos de tratar de seguir el ejemplo que nos dio Jesús y decir siempre la verdad.

Oremos: Amado Señor Jesús, ayúdame a ser como tú y siempre decir la verdad. Amén.

©2003 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu