notify@childrensermons.com

Ama a tus enemigos (comparta tus juguetes)

Post 231 of 525

Cita: Benditos son aquellos que tienen el don de hacer amigos, porque es uno de los mejores regalos de Dios. Esto incluye muchas cosas, pero sobre todo, el poder de salir lo de uno mismo, y apreciar cualquier cosa que sea noble y amable en el otro. – Thomas Hughes

Texto: Lucas 6:27-36

Objeto: El juguete de un niño o una lámina de La regla de oro.

Resumen: La regla de oro – Todo lo que hagan por ti, hazlo por ellos.

¿Miren el juguete que traje hoy? A mi me gusta jugar con juguetes. ¿Les gusta jugar con juguetes? [Escucha respuestas.) Déjenme preguntarles algo. ¿Comparten sus juguetes como sus amigos? [Escucha respuestas] Déjame preguntarles algo diferente. Si hay una niña/o nuevo en su clase, ¿compartirían los juguetes con alguien que no conocen bien? Ahora realmente se pone más difícil. ¿Qué si es una clase intimidante, aquel que trata de sacarte los juguetes nuevos sin siquiera preguntarles ¿los compartirían con el/ella? [escucha respuestas] Ahora dejenme hacerles una pregunta más. ¿Qué haría Jesús? Leamos la Biblia para averiguarlo.

(Lea en voz alta Lucas 6:27-36)

Muchas veces en la Biblia aprendemos que Dios nos ama a todos, incluso a aquellos que son malos y desagradecidos. Jesús nos enseñó una clase de amor radical. Él dijo Ama a tus enemigos. Él dijo que habría una recompensa en el cielo si amamos a aquellos que nos odian. Si prestamos nuestros juguetes o algo que es importante para nosotros, sin esperar nada a cambio, estamos haciéndolo lo que Jesús haría. Él nos enseñó lo que es conocido como la “Regla de oro”. Él dijo cualquier cosa que queramos que hagan por nosotros, eso es lo que deberíamos hacer por ellos. Si actuamos desde el corazón lleno de amor, incluso con aquellos que nos odian, podemos hacer del mundo un lugar mejor para vivir.

Si sólo compartimos nuestros juguetes con nuestros amigos, estamos haciendo lo que nadie más haría. No hay nada especial en eso. Para ser más como Jesús, tenemos que aprender a amar lo indeseado. Tenemos que aprender a tratar a nuestros enemigos como quisiéramos ser tratados. Eso es realmente difícil, pero es posible. Algunas veces cuando hacemos esto, lo malo en ellos podría dar lugar a un corazón más amable y podría no ser tan malo. Aprendamos a amar a todos y a compartir nuestros juguetes.

©1998 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu