notify@childrensermons.com

Semillas que crecen

Post 236 of 525

Mis labios pronunciarán parábolas y evocarán misterios de antaño, cosas que hemos oído y conocido, y que nuestros padres nos han contado. – Salmo 78:2,3

Texto: Mateo 13:1-9, 18-23

Objetos: un bolso claro con semillas, una taza con las semillas, una taza con rocas y los guijarros, una taza con un poco de suelo y muchas malas hierbas, una taza con suelo rico.

Resumen: La parábola del sembrador. Dios quiere que su palabra cambie nuestras vidas y nos ayude a crecer espiritualmente.

Folletos: un paquete de semillas para cada chico.

A Jesús le gustaba contar historias. Contaba historias para enseñarnos acerca de Dios y como vivir. Algunas de estas historias son llamadas parábolas. Una parábola es una historia acerca de algo que ya entiendes que es usado para explicar algo espiritual. Una historia que contó Jesús fue la parábola del que dispersa semillas o el sembrador.

Déjame mostrarles algunas semillas que traje hoy. [Muestra o pasa alrededor la bolsa con las semillas.) ¿Dónde necesitan crecer las semillas? [Suelo, agua, calor, sol, etc.) Miremos a cada una de las tazas. Díganme si estas semillas crecerán en ellas o no. Aquí hay una taza con nada excepto las semillas. ¿Crecerán las semillas en el aire? [No.) ¡Por supuesto que no! Los pájaros se los comerán tan pronto como las encuentren. ¿Crecerán las semillas en las rocas? [No.) No, se secarían y morirían sin tierra. ¿Qué acerca de esta taza con tierra pero con un montón de semillas? [No.) No, las malas hierbas ocupan todo el espacio que las semillas necesitan para crecer. ¿Crecerán las semillas en el rico suelo fértil? [Sí.) ¡Oh si! Con la cantidad apropiada de agua y sol, las semillas deberían crecer bastante bien aquí.

Jesús explicó la parábola a sus seguidores. Dijo el suelo es como es el corazón de una persona y las semillas son como la palabra de Dios (una lectura de la Biblia, un mensaje del reino de Dios). Cuando algunas personas escuchan la palabra de Dios, no la entienden y el Diablo las arrebata antes de que ellos lo hagan. Eso es como las semillas en la taza que los pájaros se comerán. Alguna gente escucha la palabra de Dios y se alegran pero luego la dejan tratando de crecer, cuando las cosas empeoran. Eso es como las semillas en la taza con rocas. Alguna gente escucha la palabra de Dios pero están tan ocupados con su trabajo o ganan montones de dinero en vez de hacer algo por Dios. Eso es como la taza llena de hierba mala que le quita el espacio a las semillas que necesitan crecer. Finalmente, alguna gente escucha la palabra de Dios y cambia totalmente su vida. Crecen fuertes espiritualmente y hacen muchas cosas maravillosas por Dios en su palabra. Eso es como la taza con la tierra fértil.

Tengo un pequeño paquete de semillas para cada uno. [Pasa el paquete a cada niño] Con ayuda de sus padres, espero que planten las semillas en suelo rico. Recuerda cuando las plantes que Dios quiere que su palabra cambie tu vida y te ayude a crecer espiritualmente como un hijo de Dios.

©2002 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu