notify@childrensermons.com

Sansón

Post 239 of 525

No tomen venganza, hermanos míos, sino dejen el castigo en las manos de Dios, porque está escrito: “Mía es la venganza; yo pagaré”, dice el Señor. – Romanos 12:19 (referencia Deuteronomio 32:35)

Texto: Jueces 13:1-16:31

Para mostrar: una botella de vitaminas (o como alternativa, un cuadro de las antiguas Torres Gemelas o un afiche del libro Bondage Breaker.)

Resumen: Sansón era un héroe de la fe. Dios le dio a Sansón la fuerza para luchar contra sus enemigos.

Hay he traído algunas vitaminas. (Enseñe la botella de vitaminas). Las vitaminas se encuentran en los alimentos que comes. Algunas personas toman estas vitaminas para ayudarles a mantenerse saludables. Se dice que una multivitamina con el mineral llamado hierro te hará fuerte. ¿Has visto a alguna persona verdaderamente fuerte? Cuando pienso en alguien fuerte, pienso en un hombre grande con muchos músculos. Pienso en personas que levantan pesas y en luchadores, personas como Arnold Schwarzenegger, Hulk Hogan y The Rock. La Biblia nos dice de un hombre fuerte que vivió cerca de 3,100 años atrás (1100 A.C.). Su nombre fue Sansón.

Sansón fue el último de los grandes jueces (líderes) del pueblo de Israel. Los juzgó por 20 años. Se reconoce como uno de los héroes de fe en la Biblia (Hebreos 11:32). Sansón fue dedicado al Señor antes de haber nacido. Él nació durante una época en que Dios castigó a los Israelitas por hacer cosas malos y “él los entregó en manos de los filisteos durante cuarenta años” (Jueces 13:1b-NVI). Sansón hizo un pacto como nazareno de dejarse crecer el pelo y no tomar vino o bebida fuerte. Éste era un sígno de devoción a Dios.

Algunas personas pensaron que Sansón obtenía su fuerza de su pelo largo, pero fue el Espíritu del Señor que vino sobre Sansón que le libró del peligro. Siendo un hombre joven, Sansón despedazó a un león con sus manos. En una batalla mató a mil filisteos. Era un hombre poderoso y un guerrero temible. Una noche escapó de una emboscada de medianoche y arrancó las puertas de la entrada de la ciudad, junto con sus dos postes, con cerrojo y todo y “se las echó al hombro y las llevó hasta la cima del monte que está frente a Hebrón” (Jueces 16:3 NVI).

Los padres de Sansón se disgustaron cuando él pidió casarse con una mujer filestea. Los filisteros eran enemigos del pueblo de Israel. Muchos de los problemas personales que Sansón tuvo se debió a que escogió seguir el consejo de la mujer filistea en lugar del de Dios. Su amor por Dalila le llevó a confiar en ella y fue ella quien lo traicionó. Sansón fue capturado, amarrado, cegado y puesto en prisión. Increíblemente, Dios cambió esa situación en beneficio de los israelitas. Al final el “’Mía es la venganza; yo pagaré’, dice el Señor” trabajó en contra de los filisteos.

Sansón fue llevado en cadenas al templo filisteo del dios Dagón, donde ellos se rieron de Sansón y se alegraron de que fuera capturado. En un acto final de fe, Sansón le pidió a Dios que le dejara vengarse de los filisteos ya que le habían cegado. “Entonces Sansón oró al Señor: ’Oh soberano Señor, acuérdate de mí. Oh Dios, te ruego que me fortalezcas sólo una vez más, y déjame de una vez por todas vengarme de los filisteos por haberme sacado los ojos”. Y Sansón le dijo: “Muera yo con los filisteos” Él puso sus manos en los pilares que aguantaban el templo y los empujó con todas sus fuerzas. Con la ayuda de Dios el techo coyó sobre cerca de 3,000 hombres y mujeres. “Fueron muchos más los que Sansón mató al morir, que los que había matado mientras vivía” (Jueces 16:30).

¿Qué podemos aprender de esta historia? Podemos aprender a escuchar y obedecer a nuestros padres, a confíar en el Señor Jesús el cual nos dará fortaleza y nos guiará, a que no debemos actuar con venganza.

©2005 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu