notify@childrensermons.com

Escape por el Mar Rojo

Post 246 of 525

Texto: Éxodo 14

Objetos: una paja y un pequeño plato con agua.

Resumen: Dios está con nosotros cuando enfrentamos el peligro. Dios dividió al Mar Rojo para darle un escape a Israel del ejército egipcio.

Sátira alternativa: Usa largos globos finos: 10 azules, 2 rojos, 2 verdes. Forma 2 cascos egipcios con los globos verdes. Busca a los niños para interpretar partes. Usa algunos para que sean el mar (sosteniendo los globos azules), un chico que sea el Ángel del Señor (sosteniendo 2 globos rojos como si fuera un pilar de fuego), dos chicos que sean los jinetes. Corta dos ruedas de carroza de papel. Haz que un narrador lea la historia. Busca a un adulto que haga de Moisés. Cuando el viento sopla y el agua se divide, haz que los chicos levanten los globos azules y los sacudan, creando una pared sobre la izquierda y la derecha. Haz que Moisés conduzca a los niños a través del mar dividido. Cuando los dos jinetes los persiguen, haz que suelten las ruedas y luego cuando Moisés estira su mano, el mar cubre a los egipcios.

Dios aun hace milagros. ¿Alguna vez estuviste en peligro? Un día mi vecino Len estaba tratando de hacer andar una cortadora de césped usando la batería en su jeep. Él pensó que el freno de mano estaba puesto pero de alguna manera el Jeep empezó a andar hacia atrás directo a la calle. Corrió hacia él y abrió la puerta. Cuando trató de subirse al vehículo en movimiento, se resbaló y su cabeza quedó bajo el Jeep. El vio el neumático delantero yendo derecho a su cabeza y pensó que iba a morir. De repente sintió que alguien le dio un tirón hacia afuera del jeep. El Jeep continuó andando hasta el próximo patio hasta que golpeó contra un árbol y paró. Cuando se sentó nadie estaba a su alrededor. Agradeció a Dios por que un ángel lo salvó. Hoy quiero contarles acerca de otro milagro cuando Dios les dio una salida a los hijos de Israel cuando estaban enfrentando el peligro.

Cuando Dios condujo a los hijos de Israel fuera de Egipto, Dios le dijo a Moisés que acamparan cerca del Mar Rojo. Dios sabía que el Faraón los perseguiría y que ellos pensaban que serían atrapados entre el yermo y el mar. Cuando los hijos de Israel vieron el ejército con carrozas y jinetes aproximándose, se estremecieron y lloraron a Dios por ayuda.

(Lea en voz alta Éxodo 14:13-14) Jesús nos llama a hacer cosas imposibles por fe. Dios le dijo a Moisés que siga hacia adelante (verso 15) pero eso significaba meterse en el mar. Pero recuerda, Jesús dijo con Dios todas las cosas son posibles. (Mateo 19:26). Dios les dio a los hijos de Israel una linterna nocturna israelí. Él les dio un pilar de nubes de día y un pilar de fuego de noche. Luego el ángel de Dios los condujo y fue detrás de ellos. El pilar era una nube de oscuridad del lado del ejército egipcio, escondiendo a los israelíes de su enemigo, pero brilló resplandeciente para dar luz a los hijos de Israel.

(Lea en voz alta Éxodo 14:21-22) ¡Wow! ¿Pueden imaginar lo que hizo Dios? Miren esto. (Sopla a través de la paja sobre el plato lleno con agua para mostrar el viento soplando en el mar para dividir las aguas.) El viento soplaba tan fuerte sobre el mar que las aguas se dividieron. Había una pared de agua a ambos lados mientras los hijos de Israel huían por tierra seca. Cuando el ejército del Faraón los persiguió Dios hizo que las ruedas de las carretas se cayeran y no pudieron atraparlos. Cuando los hijos de Israel estaban seguros del otro lado, Moisés otra vez estiró su mano y las aguas se derrumbaron y ahogaron al ejército en el mar. Con este milagro dividiendo el Mar Rojo, Dios les dio una escapatoria para los hijos de Israel del ejército del Faraón.

Esto le llevó a Dios un día para conseguir sacarlos de Egipto, pero tardaría 40 años en sacar a Egipto fuera de Israel. Continuaron quejándose y no pudieron confiar en Dios para conducirlos, así que vagaron en el yermo. Algunas veces debemos enfrentar un gran peligro. Es duro mantenerse en pie, y no entrar en pánico, pero Jesús quiere que confiemos y dependamos de él. Dios está siempre con nosotros para protegernos. Él nos da una forma de escapar incluso si nuestro problema parece desesperante. No necesitamos tener miedo porque Jesús nos da la victoria en la vida si solo confiamos en él.

©1999 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu