notify@childrensermons.com

Preparar el Camino

Post 252 of 525

Yo soy la voz del que grita en el desierto: Enderecen el camino del Señor respondió Juan, con las palabras del profeta Isaías. Juan 1:23

Texto: Isaías 40:3-5; Juan 1:23, Juan 1:29

Objeto: un juguete nivelador, una caja de cartón llena de arena y algunas rocas grandes para quitar.

Resumen: El profeta Juan el Bautista anunció que Jesús era el tan esperado Mesías. Él cumplió con las palabras habladas por el profeta Isaías de una voz en el yermo aclarando el camino del Señor.

¿Jugaron alguna vez en un arenero? Cuando yo tenía su edad solía jugar un montón en la arena. Algunas veces jugaba con los juguetes Tonka® cómo éste juguete nivelador. Yo podía hacer que construía calles y rutas. Donde veía algunas piedras en el camino yo las sacaba. [Demuestra limpiando la calle, habiendo removido algunas rocas en el camino.) Eso hace a la calle lisa, así algunos autos de juguete pueden andar por ahí. Hoy quiero compartir como un profeta habló acerca de preparar el camino de Jesús.

Hace un largo tiempo atrás el profeta Isaías habló algunas palabras acerca de hacer una ruta en el yermo. Leamos acerca de eso. (Lea en voz alta Isaias 40:3-5.) El yermo alrededor de las colinas de Judea en Israel es muy rugoso y rocoso. Tienen un montón de rocas y están llenos de pequeñas colinas y valles. Incluso si tuvieras niveladoras verdaderas sería muy duro hacer una carretera. Tendrías que quitar muchas de las rocas y de los cantos rodados (rocas grandes), después pasar una gran cantidad de tiempo cortando caminos por las colinas y en los valles. Sería una tarea enorme. Así que ¿de qué estaba hablando?

Isaías dijo que el mensajero de Dios anunciaría que el Mesías iba a venir a Jerusalén. ¡Dios estaba viniendo a la cuidad! Es una gran noticia y un gran acontecimiento. Si alguien realmente importante está viniendo a tu casa, probablemente te asegurarías que haya tomado el camino que va directo a tu casa. No dejarías triciclos ni patines en el camino. Juan el Bautista era el mensajero que Isaías había dicho. (Lea en voz alta Juan 1:23.) Le dijo a todos que preparen sus corazones porque el elegido de Dios, el Mesías estaba viniendo a verlos. Juan el Bautista le dijo a la gente pobre y humilde que a Dios le importaban. Le dijo a los líderes religiosos (Fariseos), que pensaban que no necesitaban arrepentirse, que a Dios no le gustaban. Impulsó a todos a arrepentirse y a prepararse para la visita de Dios. Arrepentirse significa dejar de hacer cosas malas, mirar hacia Dios y hacer las cosas bien.

Al día siguiente Juan vio a Jesús que se acercaba a él, y dijo: “¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo! (Juan 1: 29) Juan era un testigo de Jesús. Juan el Bautista dijo que Jesús ofrecería su vida como un sacrificio por los pecados de todos. Juan fue valiente al decirles a los otros que Jesús era el hijo de Dios. Nos debería haber gustado Juan y decirles a los otros acerca de Jesús también. Deberíamos preparar el camino para Jesús en nuestros corazones y arrepentirnos de nuestros pecados.

Oremos, Querido Jesús, lo siento por ser las cosas malas que he hecho. Ayúdame a contarles a los otros acerca de ti. Amén.

©2002 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu