notify@childrensermons.com

Peregrinos y Extranjeros

Post 258 of 525

Uno de ellos se llamaba Guersón, porque dijo Moisés: “Soy un extranjero en tierra extraña” (Éxodo 18:3).

Texto: Hebreos 11:13; 1 Pedro 2:11

Para mostrar: Un cuadro o afiche de los peregrinos y los indios nativoamericanos.

Resumen: Los cristianos son extranjeron en un mundo pecador. Debemos darle gracias a Dios por todas sus provisiones.

¿Sabe alguien el día feriado que se celebra en esta semana? (Día de Acción de Gracias). Sí, ese es un día en el cual agradecemos a Dios su provisión para con nosotros. ¿Saben quiénes son estas personas que aparecen en este cuadro? (Peregrinos e indios). Los peregrinos eran extranjeros entre los indios nativoamericanos que habían vivido en América por muchos años antes de ellos venir en barco desde Europa. Los peregrinos creían en un Dios. Los indios adoraban muchos espíritus. Los peregrinos eran, de muchas maneras, muy diferentes a los indios. Se veían diferentes y tenían diferentes costumbres y hábitos. La colonia en la cual vivían estaba rodeada por indios.

Los hijos de Israel fueron extranjeros en una tierra extraña cuando iban camino a la tierra que Dios le había prometido darles. Nunca sabían dónde iban a dormir y siempre estaban rodeados de enemigos. Tenían que vivir por fe creyendo de que Dios les iba a proteger e iba a guiarles a donde él quería. Eran muy distintos a las personas con las cuales se encontraron. Ellos creían en un Dios verdadero. Las personas a su alrededor creían en muchos dioses. Algunos de ellos nunca llegaron a la tierra prometida. Algunos murieron porque no le creyeron a Dios. Otros murieron teniendo fe. La Biblia nos dice en Hebreos 11:13: “Todos ellos vivieron por la fe; y murieron sin haber recibido las cosas prometidas; más bien, las reconocieron a lo lejos, y confesaron que eran extranjeros y peregrinos en la tierra”.

Hoy vivimos en un mundo donde muchas personas no creen en Jesús. Muchos creen que ir a la iglesia es una pérdida de tiempo. Están lejos de Dios. Ellos creen en la televisión, los ídolos deportivos y glorifican al todopoderoso dólar. Van tras el dinero y todo lo que él puede comprar. El que es cristiano y vive una vida apartada para Dios es visto como un extraño. Los cristianos somos extranjeros y peregrinos en este mundo. No debemos estar temerosos, pues Dios están con nosotros tal como lo estuvo con el pueblo de Israel. Dios desea que seamos diferentes del resto del mundo no creyente. Dice en 1 Pedro 2:9: “Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras naravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable”.

En este Día de Acción de Gracias démosle gracias a Dios por proveer para nosotros y recordar que somos extranjeros y peregrinos, un pueblo separado para su gloria.

©1997 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu