notify@childrensermons.com

Pedro camina sobre el agua

Post 211 of 477

Cita: Dios mueve de una manera misteriosa sus maravillas a desarrollar; ÉL siembra sus pasos en el mar y anda sobre la tormenta. – William Cowper, de Una luz brillando en la oscuridad.

Texto: Mateo 14:22-33

Objeto: un vaso de agua y un mármol.

Resumen: Dios nos llama a hacer cosas imposibles con fe, así Él puede recibir la gloria cuando ellos la hayan hecho. Deberíamos manterner nuestros ojos en Jesús en cada aspecto de nuestra vida.

Mira este marfil y el vaso de agua. ¿Qué piensas que pasará si pongo en marfil sobre la superficie del agua? [se hundirá] El marfil es más pesado que el agua y se hundirá. ¿Qué pasa cuando nadas? Si no pataleas, te hundes [sí] ¡Quiero contarte una historia de la Biblia que cuenta que dos personas caminaron sobre el agua!

Lea en voz alta Mateo 14:22-33.

Walk on WaterLos discípulos tenían un día largo y fastidioso y Jesús los envió en la barca a otro pueblo. Era una noche oscura tormentosa (no podía resistirme a esta línea ) y el viento sacudía las olas alrededor. En la mitad de la noche, pensaron que estaban viendo un fantasma cuando Jesús venía caminando hacia ellos sobre el agua! Jesús vio que ellos estaban asustados y les dijo que no tuviesen miedo. Cuando ellos estaban más asustados, el les dijo que se alegren, que el estaba con ellos. Dios tiene que sacar la tormenta en nosotros antes que Él nos quite de las tormentas de la vida.

Pedro debe haberse preguntado si realmente era Jesús o era solo su imaginación. Él le dijo a Jesús si eso realmente estaba sucediendo que fuese con ellos sobre el agua. Jesús no dijo lo siento Pedro pero caminar sobre el agua es solo para el Mesías. No, él dijo una simple palabra: Ven. Dios los llamó a hacer una cosa imposible por fe. Esto le debe haber llevado un montón de fe a Pedro para dar ese primer paso fuera del bote en medio del viento y las olas. Cuando lo hizo, ¡Pedro caminó sobre el agua! La Biblia dice,

Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, gritó, diciendo: ¡Señor, sálvame!- Mateo 14:29,30

Pedro lo estaba haciendo bien hasta que sacó los ojos en Jesús. Mientras el tenía fe, él hizo cosas imposibles sin la ayuda de Dios. Él mantuvo sus ojos en Jesús y caminó sobre el agua. Cuando miró alrededor del mundo, el comenzaba a creer que la tormenta iba a derrotarlo. Él perdió la fe. El quitó la mirada en Jesús, y comenzó a hundirse. Si nosotros nos olvidamos que Jesús está justo aquí para ayudarnos, podemos dejar que las tormentas de la vida nos hagan hundir. Si mantenemos los ojos en Jesús podemos hacer cosas poderosas para Dios por fe.

Entonces Pedro pronunció el rezo probablemente más corto de la Biblia: Señor, sálvame. Todos necesitamos decir este rezo. TODOS necesitamos a Jesús para salvarnos. Es nuestra única esperanza. Jesús le dijo a Pedro que no debería haber dudado. Cuando regresaron a la barca, todos a bordo fueron a adorar a Jesús, diciendo verdaderamente eres el hijo de Dios. Siempre que hagamos algo con la ayuda de Dios necesitamos recordar darle la gloria a Él por eso.

Como dicho por Rev. Lewis Shaffer, Son Shine Ministries International. Utilizado por el permiso.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu