notify@childrensermons.com

Dolor y Capacidad

Post 262 of 525

Texto: Génesis 4:3-12; Hebreos 11:4

Objeto: Una figura de una oveja, haz clic en la imagen de abajo e imprímela.

Resumen: La historia de Caín y Abel demuestra los requisitos para el sacrifico y como responder.

SheepHoy quiero contarles la historia de Caín y Abel. Ésta proviene del Génesis, el primer libro de la Biblia. Caín era el hermano mayor. Era jardinero o granjero (agricultor de la tierra). Abel era el hermano menor. Él era pastor. La Biblia dice que Caín trajo un ofrecimiento de fruta. Quizás éstas eran las frutas más finas que Caín había plantado. Él estaba seguramente muy orgulloso del trabajo que había hecho al sembrarlas que las consideró dignas para el sacrificio. Abel trajo una oveja para el sacrificio. Él crió a su oveja en su trabajo en el campo también. Es Dios quién establece un requisito para un sacrificio que causa la perdida de vida de una oveja o animal. Dios fijaba un ejemplo temprano de lo que originaría el último sacrificio: Jesús, el Cordero de Dios, y su sacrificio en la cruz.

Como aprendimos después en: Levítico 17:11 Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona. Dios nos estaba mostrando que el pecado tiene un extremado alto precio que pagar para llevarnos a establecer una relación con Dios. Requirió que una vida sea pagada.

Responder a los requisitos de Dios se llama obediencia. Si obedecemos a Dios, estamos demostrando que somos capaces de ser llamados sus hijos. El hermano menor Abel fue virtuoso porque obedeció a Dios. Si desobedecemos a Dios, le y nos causamos mucho dolor. Ese dolor es el pecado en el que continuamos por no seguir sus reglas. Si no obedecemos a nuestros padres, usualmente nos metemos en problemas. Ese problema es usualmente seguido por alguna clase de disciplina, tal como un azote. Y es muy doloroso.

Caín no obedeció a Dios y se metió en problemas. Él se enojó por que el sacrificio de Abel fue aceptado y el suyo no. Él estaba tan loco que mató a su propio hermano. Dios lo castigó conduciéndolo a la tierra de Nod, significando que sería dejado vagando en la tierra. Él lo maldijo y la hizo dura para que la cultive. Era muy doloroso para Caín vivir con eso.

Hebreos 11: 4 Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella. La muerte de Abel fue horrible, pero a través de su muerte fue capaz de mostrar que Dios juzgó su sacrificio del cordero al ser aceptado para cubrir los pecados.

Tu puedes demostrar que amas y obedecer a Dios obedeciendo a tus padres (Efesios 6:1). Ahora, cuando te digan de hacer algo, recuerda que si les obedeces, estás obedeciendo a Dios. Si tú obedeces a Dios, estás mostrando que eres capaz de ser llamado hijo de Dios. Pero si no obedeces a Dios o a tus padres, estarás en problemas y te causarán dolor.

©1997 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu