notify@childrensermons.com

Nueva Orden Mundial

Post 265 of 525

“Entonces vi tronos donde se sentaron los que recibieron autoridad para juzgar. Vi también las almas de los que habían sido decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios. No habían adorado a la bestia ni a su imagen, ni se habían dejado poner su marca en la frente ni en la mano. Volvieron a vivir y reinaron con Cristo mil años” (Apocalipsis 20:4 – NVI).

Texto: Salmo 72:1-8

Para mostrar: una corona de juguete, tiara o una corona de cartón

Resumen: Viene el reino pacífico de Cristo.

¿Has pensado alguna vez ser un príncipe o princesa? (Póngale la corona a uno de los niños). Quizás tú has oído la historia de Blanca Nieves y como su príncipe azul la despertó de su sueño y vivieron felices por siempre. Esa historia no es verdadera, pero en la Biblia hay una historia parecida que sí lo es. Nos cuenta lo que pasará cuando el Señor Jesús regrese a la tierra a reinar sobre el mundo. Leamos.

(Lea Salmos 72:1-8)

Este salmo fue escrito por un príncipe joven, Salomón, hijo del Rey David. El salmo es parte de lo que se utilizaría en la ceremonia que convertiría a Salomón en un nuevo rey. Nos deja saber que en un momento de la historia del mundo habrá una gran paz. Nos trae la promesa de un Mesías, el príncipe de Dios el cual gobernará a su pueblo. Ese príncipe es el Señor Jesús. Cuando Jesús regrese, “ni Salomón en toda su gloria” se podrá comparar con el reino que establecerá (Mateo 6:29).

Mientras vivimos días de terrorismo y vemos las cosas malas que ocurren en nuestro mundo, la esperanza de esta Escritura es que Dios está en control de todo. El reino del Escogido de Dios será uno eternal. Su reino será tan refrescante como las lluvias de primavera. Defenderá a los pobres y ayudará a los necesitados. Aquellos que crean en él florecerán bajo su cuidado.

Guerra. Terror. Corrupción. Maldad. Todos serán eliminados en este nuevo mundo de Jesucristo. Cuando el Señor Jesús regrese, él quitará toda maldad del mundo y establecerá un reino de paz.

El que Jesús veniera al mundo como bebé, hace que experimentemos a Dios con nosotros, que nos percatemos de cuánto amor siente Dios por nosotros. La época de Adviento, época en que Dios viene a nosotros, no es un evento histórico. Lo experimentamos diariamente al inclinarnos ante nuestro Señor Jesús y someternos a su leyes con todo nuestro corazón, mente y vida.

Viene el reino de paz de Cristo. Esperen. Oren. Sonrían y sean felices. Cuidénse los unos a los otros y prepárense para la venida de Jesús.

Oremos. Querido Señor Jesús, permite que vivamos la vida de tal manera que te honremos como Rey. Amén.

©2004 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu