notify@childrensermons.com

El Arca de Noé: Arco Iris y Promesa

Post 232 of 490

“El día diecisiete del mes séptimo el arca se detuvo sobre las montañas de Ararat…” (Génesis 8:4).

Texto: Génesis 8

Resumen: Dios prometió nunca más destruir la tierra con agua. Él nos dio el arco iris como un recordatorio de su promesa. Debemos mantener nuestras promesas tal como Dios mantiene las suyas.

Mission Noah

Art courtesy of Mission Noah

Dios posó el arca en la montaña en el mismo día que vendría a ser Pascua más tarde. Era el comienzo de un nuevo mundo y de una nueva vida. El mundo anterior había sido destruído por la inundación. Noé y su familia salieron del arca a un nuevo mundo. Noé construyó un altar al Señor y ofreció sacrificio. Muchas personas maldecerían a Dios si lo destruyera todo, pero Noé estaba agradecido de que Dios le perdonó la vida a él y su familia.

La Biblia dice que Dios se percató de que el hombre seguiría siendo pecador, así que decidió no maldecir la tierra por culpa del hombre, y nunca más afligir, por medio de un diluvio, a las seres vivientes. Así que Dios hizo la promesa de nunca más destruir la tierra con un diluvio. Cuando Dios hace una promesa, la mantiene. Como símbolo de su promesa puso un arco iris en el cielo cada vez que llovía. ¿Has hecho alguna vez una promesa? ¿La mantuviste? Podemos olvidarnos de cumplir una promesa o romperla cuando tratamos con los seres humanos. Si le dices a alguien que vas a hacer algo, necesitas mantener tu palabra. Eso se llama integridad. Un cristiano debe poder mantener su palabra de honor.

La señal dada por Dios para recordar su promesa fue el arco iris. ¿Has visto alguna vez el arco iris? ¿Has pensado cómo se hace el arco iris? Se hace con luz. De hecho, está formado de siete colores de luz Sólo ocurre cuando llueve. La luz del sol brilla a través de la lluvia, haciendo que la luz se doble (o refracte) y se refleje fuera de la lluvia. La lluvia actúa como un prisma, y separa la luz blanca en los colores rojos, anaranjado, amarillo, verde, azul, índigo (azul obscuro) y violeta. Siempre se reflejan en el mismo orden porque la frecuencia va de menor a mayor. Siempre aparece en forma de arco. ¿Te suena esto como algo que Dios haría? Sí, es ordenado y fiable, como Dios. Jesús es como el arco iris para nosotros. Cuando Dios nos vé a nosotros y a nuestro pecado, nos mira a través de Jesús, quien dijo: “Yo soy la luz del mundo” (Juan 8:12). Dios no vé nuestro pecado debido al sacrificio que Jesús en la cruz por nosotros.

Algunas personas piensan que la historia del diluvio en un mito, algo que se ha creado (o imaginado) alguien. ¿Cómo podemos saber que es cierta? La Biblia se refiere al diluvio en muchas ocasiones y la Palabra de Dios es verdad. Aún nuestro Señor Jesús habló claramente sobre la inundación cuando se refirió a su regreso a la tierra. En Mateo 24:37-39 Jesús dijo: “La venida del Hijo del Hombre será como en tiempos de Noé. Porque en los días antes del diluvio comían, bebían y se casaban y daban en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca; y no supieron nada de lo que sucedería hasta que llegó el diluvio y se los llevó a todos. Así será en la venida del Hijo del Hombre”.

¡Estemos listos cuando Jesús vuelva! ¡No perdamos el bote!

©1997 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu