notify@childrensermons.com

El Arca de Noé: El plan de Dios para Salvarnos

Post 221 of 477

“Pero Noé contaba con el favor del Señor…Noé era un hombre justo y honrado entre su gente. Siempre anduvo fielmente con Dios…Pero Dios vio que la tierra estaba corrompida y llena de violencia” (Génesis 6:8ss-NVI)

Texto: Génesis 6:8-13

Para mostrar: Un afiche (“poster”) de animales caminando hacia al arca de Noé.

Resumen: La historia del Arca de Noé nos enseña que Dios siempre ha tenido un plan de salvación para nosotros.

Dios recompensa a las personas buenas, pero castiga a aquellas que son malas. ¿Han hecho algo malo alguna vez? Cuando sus padres se enteraron, ¿que hicieron? No sé de ustedes, pero les puedo decir que a mí me daban nalgaditas. ¿Te han dado alguna vez una nalgada? ¿Te daban tus padres porque ya no te amaban? No, ellos te aman mucho, pero querían que te acordaras de hacer los correcto cada vez. Tenían que bregar con tu conducta para que la cambiaras.

Cuando Dios observó el mundo que había creado, sintió pena al ver el mal estado en que estaba. Tenía que hacer algo con respecto al pecado del mundo. Él amaba a Noé y tenía un plan para salvarlos. Así como Dios salvó a Noé y su familia, Él envió a Jesús a salvarnos de nuestro pecado. De hecho, muchas de las cosas que hacemos en el bautismo nos recuerdan del diluvio. El mundo anterior fue eliminado y un nuevo mundo nació al bajarse las aguas. Nuestra creencia en que Jesús ha limpiado nuestro pecado la demostramos a través del bautismo.

El plan de Dios para salvar a Noé consistió en que él construyera un arca. Dios sabía cómo construirla y qué usar al hacerla. Le dio a Noé unos planes muy detallados de como ensamblarla. ¿Qué hubiera ocurrido si Noé hubiera decidido construirla a su manera? ¿Qué si hubiera dicho?: “Señor, construiré este bote con ladrillos. ¡Será el bote más fuerte que se haya visto!” El bote definitivamente tendría que ser fuerte, pero los ladrillos no serían livianos suficientes para que flotara en el agua. El bote se hundiría. ¿No escuchas a Dios diciéndole: “¡No, Noé, usa madera!”

Dios siempre sabe que hacer y nos lo dirá. Así que debemos orar para saber lo que Dios desea que hagamos. Si oramos no cometeremos errores que nos lleven a pecar. Dios le dijo a Noé que preparara un lugar para todos los animales. ¿Cuántos animales de cada clase tendía que llevar al arca? Sí, un par de cada clase de animal, un macho y una hembra. Dios deseaba tenerlos en el nuevo mundo que existiría después de la inundación. También Dios hizo que Noé tuviera suficiente alimento para ellos. Dios siempre provee para nosotros. Aún ahora Él tiene un lugar preparado para todos aquellos que aman a Jesús, y vendrá un día a buscarnos, tal como buscó y estuvo con los animales y con Noé.

©1997 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu