notify@childrensermons.com

El ojo de una aguja

Post 270 of 525

Texto: Marcos 10:23-27

Objeto: Una aguja de coser.

Resumen: Será más difícil que los ricos sean salvados y le dan más importancia que a Dios.

Mira lo que traje hoy. ¿Qué es? [Una aguja] Mira que pequeño es el agujero donde pones la aguja. Esto me recuerda a algo que Jesús dijo acerca de un hombre rico que no quiso dejar todas sus cosas valiosas para servir a Dios.

(Lea en voz alta Marcos 10:23-27)

eye of the needleJesús estaba diciendo que era casi imposible para una persona que confiara en su propia riqueza que nazca otra vez espiritualmente. Pero con Dios, ¡todas las cosas son posibles! Ahora Jesús no estaba refiriendo a una aguja de coser cuando hablaba acerca de un camello atravesando el ojo de una aguja. Con el “ojo de una aguja” se estaba refiriendo a una pequeña puerta entre la puerta más grande de entrada a la ciudad. Era común construir una puerta ordinaria en la puerta enorme de modo que la gente común pudiera ir y venir de la ciudad sin tener que dejar la puerta grande ancha abierta a toda hora. Pero aquí está la cuestión: Para que un camello entre, tendría que quitarse la carga que estaba llevando en su espalda, arrodillarse y gatear a través de la puerta. Así Jesús estaba comparando a las tantas posesiones de los jóvenes soberanos ricos como carga en él. Él le estaba dando más importancia a su tesoro que a Dios. Él se había hecho un ídolo por su dinero. Por esa razón, él se fue muy perturbado con lo que Jesús le había dicho. Él no estaba dispuesto a cambiar sus formas y arrodillarse ante Dios.

Siempre que ubiquemos cosas en una posición de mayor importancia que Dios hemos hecho un ídolo. Dios quiere que lo amemos más que a nada ni nadie, y luego amar a nuestro vecino como a nosotros mismos. Si amamos a Dios primero, él nos bendecirá. Él nos dará la habilidad de amar a otros, incluso a aquellos que piensan que no pueden amar sin la ayuda de Dios. Así que Dios puede hacer las cosas posibles para nosotros. Puede ayudarnos a darnos cuenta que las cosas no son tan importantes como la gente. Él nos quiere en una buena relación con Dios y nuestros vecinos.

Los discípulos estaban preguntando ¿quién puede ser salvado entonces? Jesús respondió que era imposible para los hombres salvarse ellos mismos. Necesitamos la ayuda de Dios. Jesús es la respuesta. Si queremos ser salvados, debemos mirar a Jesús para nuestra salvación. Eso es a lo que Jesús se refirió cuando dijo Porque con Dios todas las cosas son posibles. Jesús quería ayudarnos con nuestras cargas de la vida, las cosas que nos están tirando hacia abajo y manteniéndonos haciendo todo lo que podemos por nuestro Dios. Si dejamos de intentar hacerlo por nosotros mismos, y confiamos en él, nos dará lo que necesitamos. ¿Qué estás intentando hacer por vos mismo? ¿Alguna vez tuviste algo o alguien más importante que Dios? Miremos a Jesús y dejemos de poner nuestro dinero o riqueza o nada más antes que Dios en importancia, y Dios nos ayudará.

©1998 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

This article was written by Jim

-->
Menu