notify@childrensermons.com

Moisés – Perdido y Encontrado

Post 271 of 525

Texto: Éxodo 1:22-2:10; Mateo16:25; Actos 7:22

Objeto: una lámina del bebé Moisés o una caja de cartón etiquetada “perdida y encontrada” con muchos artículos dentro.

Resumen: Moisés fue rescatado y alzado por la hija del Faraón. Dios busca hasta encontrar lo perdido.

Esta caja de la oficina escolar tiene artículos dentro que fueron perdidos y encontrados. Aquí está el sweater. Me pregunto si ¿el niño que lo perdió trató de encontrarlo una vez que se dio cuenta que estaba perdido? Aquí hay un libro de matemática. ¡Quizás fue perdido a propósito! No veo nada realmente caro en esta caja. Supongo que cuando algo realmente lindo es encontrado una persona podría tentarse de quedárselo aunque le pertenezca a otra persona. ¿Pueden imaginarse que pasaría si se perdiera un bebé? Hoy quiero contarle del bebé Moisés y de como fue perdido y encontrado.

El gobernante de Egipto, el Faraón, temía que los hebreos se estén fortaleciendo en poder porque estaban creciendo en número. El gobernador decidió que no dejaría que los varones (niños) vivieran donde habían nacido. Ellos eran arrojados al río (a ahogarse). ¡Que cosa tan horrible!

(Lea en voz alta Éxodo 1:22-2:4.)

Los padres de Moisés eran de la tribu de Levi. Los levitas eran sacerdotes. La madre de Moisés escondió a su bebé hasta que tenía tres meses. Luego supo que la única manera de salvarlo era “perderlo”. Así que hizo una canasta de ramas de papiro, la cubrió con alquitrán, así no se hundiría, y lo puso dentro de ella. Luego puso la canasta entre las cañas del Río Nilo. Le dijo a su hermana mayor Miriam que observara la canasta para ver que sucedía. En este simple acto de fe ella confió a Dios el cuidado de su pequeño hijo.

(Lea en voz alta Éxodo 2:5-10.) Moisés no era muy grande. Por ese tiempo la hija del Faraón se fue a bañar. Ella vio la canasta y les dijo a sus sirvientas que la levantaran. Cuando escuchó al bebé llorar tuvo pena y decidió adoptarlo. Ella lo llamó Moisés porque fue sacado del agua. Miriam le sugirió que una mujer hebrea (la mamá del bebé) podría cuidarlo. Una de las cosas más difíciles que una madre tiene que hacer es dejar a su hijo cuando crece. Debe haber sido especialmente duro para la madre de Moisés dejar ir a su bebé (después que dejara de tomar el pecho). La única manera de salvar su vida fue entregárselo para que sea adoptado por la hija del Faraón.

Nuestro Señor Jesús nos llama a que salgamos de nuestro propio egoísmo para servirle. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa, la encontrará. – Mateo 16:25 La madre no fue egoísta y confió en Dios para cuidar a su bebé Moisés. Haciendo esto Dios podía usar al Faraón para criar y educar al hombre que conduciría a los israelíes de la esclavitud a la libertad más tarde. Así Moisés fue instruido en toda la sabiduría de los egipcios, y era poderoso en palabra y en obra. (Actos 7:22)

A través de los años Dios ha encontrado al perdido. Quiere que todos vayan a una fe salvadora en el Señor Jesús. ¿Confiarán en él como su Salvador hoy? Solo como Moisés fue perdido y encontrado en el Nilo, Jesús está listo para encontrarlos donde estén.

©2002 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu