notify@childrensermons.com

Hombres de Dios

Post 274 of 525

Texto: Génesis 5:24; 2 Reyes 2:11; Hechos 1:9 (NVI)

Para mostrar: un afiche de Moisés o un cuadro de un hombre de Dios

Resumen: Tenemos varios modelos de hombres de Dios a seguir y Jesús es el mejor ejemplo.

La Biblia tiene muchas historias de grande hombres de Dios. ¿Pueden mencionar alguno de ellos? Adán, Moisés, David y Salomón. La mayoría de ellos vivieron una larga vida y luego murieron. ¿Saben que la Biblia cuenta de dos hombres que caminaron con Dios y fueron directamente al cielo? ¿Saben quiénes son?

Leemos en Génesis 5:24 “…y anduvo fielmente con Dios, un día desapareció porque Dios se lo llevó”.

Sabemos que Enoc era un hombre de Dios porque se nos dice que “anduvo fielmente con Dios”, lo cual quiere decir que él sacaba tiempo para estar y hablar con Dios todos los días. Un día Dios debe haber decidido que era tiempo que Enoc estuviera con Él. Enoc no murió. Dios se lo llevó directamente de la tierra al cielo.

Leamos otra Escritura: 2 Reyes 2:11. “Iban caminando y conversando cuando, de pronto, los separó un carro de fuego con caballos de fuego, y Elías subió al cielo en medio de un torbellino”.

Ese hombre de Dios era el profeta Elías. Él tenía una relación muy estrecha con Dios y cuando vino el tiempo de dejar la tierra, Dios hizo una cosa maravillosa: envió un taxi celestial a recogerlo. Se escuchó el sonido fuerte de una ráfaga que se movía rápidamente como un torbellino al Dios enviar su carruaje de fuego que llevaría a Elías al cielo.

Jesús tambien fue alzado al cielo, pero él no era simplemente un hombre de Dios, sino el Hijo de Dios. A diferencia de los demás, Jesús sufrió una muerte terrible en la cruz por nuestro pecado, fue enterrado y tres días después resucitó (volvió a vivir). Después de cuarenta días de estar demostrando que había resucitado, subió al cielo en las nubes para estar con Dios, su Padre.

Leemos de la tercera persona en Hechos 1:9: “Habiendo dicho esto, mientras ellos los miraban, fue llevado a las alturas hasta que una nube la ocultó de su vista”.

¿Llegarás a ser un hombre o una mujer de Dios? La forma en que decidas vivir cada día de tu vida depende de tí. Si escoges estar diariamente con Dios, orándole y leyendo la Biblia, entonces tendrás una relación más cerca con Él

©1997 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu