notify@childrensermons.com

María, Madre de Jesús

Post 275 of 525

Texto: Lucas 1: 26-38

The Annunciation by Henry Owassa Tanner, 1898

The Annunciation by Henry Owassa Tanner, 1898

Objeto: Una figura de la Virgen María.

Resumen: María es un rol modelo para madres quiénes son mujeres de Dios.

Y el ángel dijo a ella, no temas, María: porque has hallado la gracia delante de Dios. Y, ahora, consevirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás a su nombre JESÚS. Este será grande y será llamado El Hijo del Altísimo. – Lucas 1:30-32

Mira lo que traje conmigo. Esta es una pintura de la Virgen María visitada por el Ángel Gabriel. Esto es cuando María se enteró que iba a ser madre. Ser madre es algo muy especial. Es una responsabilidad impresionante. Cualquier niño es un regalo de Dios y la crianza de niños es una de las cosas más importantes que un padre tiene que hacer. Hoy es un día en el que le damos gracias a Dios por lo que nuestras madres hacen y han hecho para criarnos de una forma que honra a Dios.

El amor y cuidado de una madre comienza incluso antes de nacer. Con María comienza con una humilde obediencia a la voluntad de Dios. Cuando ella aprendió su papel de traer a Jesús al mundo, ella le contestó al ángel: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. (Lucas 1:38).

Tan asustada como ella debería haber estado por ver un ángel, ella respondió el llamado de Dios al deber. Ella cuidó de su hijo todavía no nacido cuando ella visitó a su prima Elizabeth. Incluso mientras ella estaba embarazada, ayudaba a su prima en los últimos meses antes de que Elizabeth diera a luz a Juan el Bautista. (Lucas 1:39-56). María siguió las costumbres de adoración cuando trajo a Jesús para ser circuncidado de acuerdo con la ley.

María protegió al bebé Jesús del daño huyendo a Egipto cuando un ángel le advirtió a José que el Rey Herodes trataría de destruirlo. (Mateo 2:12-14). Ella llevó a Jesús a la Fiesta de Pascua donde él permaneció en el templo cuando tenía doce años. (Lucas 2:41-50). Era importante para ella llevar al niño al templo, así como tu madre te lleva hoy a la iglesia. Ella atendió la bodas de Caná y alentó a su hijo para realizar su primer milagro. Las madres nos animan para que hagamos lo mejor. Ella siempre estaba atenta para su seguridad. Una vez, cuando él tenía mucha gente siguiéndolo ellos no podían entrar a la casa porque estaba muy llena, y ella quería estar segura que él estaba bien. (Marcos 3:21,31-35). Las madres naturalmente estarán atentas para nuestra seguridad.

María siguió a Jesús a la cruz y observó horrorizada como ellos crucificaban al Señor de la Vida. Ella amó a su hijo y debe haber llorado mientras que él confió su cuidado a Juan de la Cruz (Juan 19:25-27). Ella visitó el sepulcro en la mañana de Pascuas y su pena se tornó a alegría cuando vio el sepulcro vacío. Una madre es devota y sigue a sus hijos tanto en las buenas como en las malas. Que ejemplo maravilloso de maternidad tenemos cuando consideramos la vida de María, la madre de Jesús. Estén seguros de agradecer a Dios por su madre y de decirle cuanto la quieren.

©1997 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

The Annunciation por Henry Owassa Tanner, 1898, Philadelphia Museum of Art, la cortesía de The Artchive. Utilizado por el permiso.

This article was written by Jim

-->
Menu