notify@childrensermons.com

Un abrazo de Dios

Post 297 of 525

Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida. – Juan 3:16

Texto: Juan 14:15-21; Juan 15:12

Objeto: una lámina de Jesús abrazando a un niño.

Resumen: Mostramos nuestro amor a Dios obedeciéndolo. El Espíritu Santo vive y ayuda a los creyentes.

Sus padres los aman mucho. ¿Cómo muestran que los aman? Ellos pueden decirte “Te amo” o “Estoy orgulloso de ti”. Pueden darles un beso en la mejilla o un gran abrazo. Me gusta abrazarme a mi mismo. Me hace sentir cálido y bien. ¡Dios también los ama! Los ama tanto que les envió a su hijo Jesús al mundo. Dios quiere que lo amemos y que nos amemos los unos a los otros. Pero ¿Cómo podemos mostrarle a Dios que lo amamos? Jesús nos dice cómo en la Biblia.

(Lea en voz alta Juan 14:15,21.)

Jesús dice que si los amas, debes respetar sus mandamientos. Una de las formas para que le muestres que lo amas es obedecer a tus padres. Cuando Dios le dio a Moisés los diez mandamientos la quinta regla era honra a tus padres. Otra forma de mostrarle nuestro amor a Dios es amándonos los unos a los otros. Y éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado. – Juan 15:12 Jesús nos ama sin importar nada. No nos pone ninguna condición en su amor. Quiere que también amemos a los otros de esa forma.

No se a ustedes, pero fue duro para mi. ¿Cómo puedo amar a alguien sea malo conmigo? ¡Necesito ayuda! Jesús sabe que necesitamos un montón de ayuda. Así que hizo algo por nosotros nadie podría haber hecho. Nos dio el Espíritu Santo, un ayudante que vive dentro de cada uno que cree en él.

(Lea en voz alta Juan 14:16-18.)

El Espíritu Santo es el camino de Dios para abrazarnos. ¡Me gusta un abrazo de Dios! Es nuestro mejor amigo. Nos enseña acerca de Jesús. (Juan15:26). Nos ayuda a rezar. (Romanos 8:26). Nos enseña lo que está bien. Nunca nos dejará. Y el Espíritu Santo en nosotros es una prueba de que somos hijos de Dios. (Romanos 8:16). Oremos ahora mismo. Querido Señor Jesús, gracias por amarnos. Te amo y quiero obedecerte. Gracias por enviar al Espíritu Santo para que me ayude. Amén.

¡Espero que recuerdes el abrazo de Dios y regreses a decirles a tus padres que los amas y les des un gran abrazo!

©2002 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu