notify@childrensermons.com

Hechos para su gloria

Post 305 of 525

Cuando tenía más o menos un año mi familia vivía en una casa con calefacción de gas en el piso. Recuerdo a mi papá teniendo que levantar las tapas para prender los pilotos según se acercaba el invierno. Una mañana caminé sobre la calefacción. Mis pies se cauterizaron en la tapa de la calefacción y comencé a llorar. Senti tanto miedo que me quedé paralizado. Mi mama me agarró, y alejándome de la tapa de calefección, me puso mantequilla sobre las quemaduras en los pies. Las ampollas crecieron y yo seguía llorando. Mis padres llamaron a mi abuela y ella vino a nuestro hogar. Ella era una mujer creyente que crió a sus hijos con una fe fuerte en Dios. Abuela me sentó en su falda y comenzó a orar diciendo versículos de la escritura suavemente mientras frotaba mis pies. No estoy seguro pero creo que uno de ellos fue Isaías 43:2, “…cuando camines por el fuego, no te quemarás…” Dejé de llorar. Jesús escucho su oración y envió sanidad a mis pequeños pies. –extractar de Curado por Jesús por Jim Kerlin

Texto: Isaías 43:1-7

Para mostrar: Un andador de bebé

Resumen: Todos somos creados para dar gloria a Dios

Todo bebé tiene que aprender a caminar. Aproximadamente los 10 meses el bebé deja de gatear y comienza a pararse. Mira este andador que traje de la guardería. Puede ser que tu fueras puesto en uno de estos cuando eras pequeñito. Ésto protege al bebé de caerse hasta que sus piernitas se fortalecen. Tus padres quizás te aplaudieron cuando diste tus primeros pasos. La lección de hoy es acerca de una nación (lugar o tierra llena de gente) creada por Dios. Se llamaba Israel.

El profeta Isaías escribió que Dios creó al pueblo de Israel para su gloria (Lea Isaías 43:1 y 7).

Isaías habló de cómo Dios llamó a su pueblo por nombre. Él tenía una relación personal y cercana con su pueblo. Él los protegió cuando comenzaban a ser una nación, al cruzar el Mar Rojo y el río Jordán. Los protegió en el desierto. Le dijo que no temieran porque Él estaba con ellos. Dios estaba con ellos cuando dieron sus primeros pasos en su aprendizaje a ser nación. Les prometió el regresarlos a la Palestina después de haber sido desparramados por diferentes naciones. En 14 de mayo de 1948 el Estado de Israel fue declarado una nación soberana. Dios cumplió su promesa.

A pesar de que esta Escritura se refiere a una nación, la Biblia nos indica que somos creados con un propósito. Somos creados para darle gloria a Dios. 1 Crónicas 16:29 dice: “Dad a Jehová la honra debida a su nombre; Traed ofrenda, y venid delante de él” (Versión Reina y Valera). Encontramos significado para nuestra vida cuando amamos a Dios quien nos creó. El Señor Jesús es “el Santo de Israel, tu Salvador”. Es a través de nuestro Señor Jesús que somos parte de la familia de Dios.

Oremos. Querido Señor Jesús, ayúdame en mi caminar contigo. Permite que todo lo que haga te dé gloria y alabanza. Amén.

©2006 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu