notify@childrensermons.com

Tapando un Agujero

Post 309 of 525

Texto: Marcos 2:2-12

Objeto: una bolsa de dormir

Resumen: Jesús demuestra que es el Mesías y que tiene el poder para perdonar los pecados.

Everybody Needs JesusMira lo que te traje hoy. ¿Sabes lo que es? Sí, y la historia que quiero contarte hoy es acerca de un hombre que estaba paralizado y no podía caminar. Él tenía que rogar por dinero. Él oyó hablar de Jesús y quería verlo, esperando ser curado. Jesús había ido a la casa de un hombre y estaba parado en la habitación solo. El lugar estaba cercado. Los reporteros locales estaban allí también porque dice ellos no podían venir de noche a él por la prensa. Este hombre tenía mucha fe que consiguió que sus amigos le arrancaran el techo de su casa y dejarlo a él en su cama (una plataforma pequeña como esta bolsa de dormir). Jesús vio su fe. Él decidió que el agujero en el corazón de este hombre era más importante que arreglar el agujero en el techo, así que le dijo Hijo, tus pecados te son perdonados.

Esto enojó a los líderes religiosos que fueron reunidos allí. Ellos consideraron esto como una blasfemia por un hombre que fingía ser Dios, porque para ellos solamente Dios podía perdonar los pecados. Jesús estaba haciendo hincapié en que era el Hijo de Dios. La gente creía que si una persona era discapacitada era porque había pecado, o que sus ancestros habían pecado y que Dios los maldecía. Así que para Jesús perdonar a este hombre era lo mismo que curarlo y hacerlo todo de nuevo. Los escribas estaban molestos así que Jesús explicó: Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa.

Luego ocurrió un milagro. El paralítico inmediatamente se alzó. Esto llevaría semanas de rehabilitación y terapia. Estaban tan sorprendidos que glorificaron a Dios por el milagro y dijeron: Nunca hemos visto tal cosa.

Todos tenemos un agujero en nuestros corazones que necesita ser arreglado. Jesús es el único que puede hacerlo. Debemos llamarlo para que venga a nuestros corazones a arreglarlo. Él solo puede perdonar nuestros pecados y hacernos como niños.

©1997 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu