notify@childrensermons.com

De temor a fe

Post 312 of 525

Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas. – Josué 1:9

Textos: Lucas 8:50; Mateo 14:27; Lucas 12:32

Para mostrar: Un objeto que haga mucho ruido y con sonido fuerte (una trompeta, un timbre, un globo explotando, un juego de los que hacen ruido al darle vueltas de los que normalmente se usan en la despedida del año y en los cumpleaños).

Resumen: Dios nos ayuda a pasar rápidamente del temor a la fe.

Algunas cosas no causan temor. Dios no desea que seamos temerosos. Piensa por un momento spbre las cosas que te asustan. Algunos de nosotros sentimos temor cuando las luces se apagan de momento y nos quedamos a oscuras cuando hay tormenta de relámpagos y truenos . Otros nos sobresaltamos cuando escuchamos un ruido; como cuando se explota un globo, oímos la bocina fuerte de un carro o algo similar a esto (haga sonido con su juguete que hace ruido). ¿Les asustó? (Espere por las contestaciones). Dios nos dio un reflejo para reaccionar a las cosas que nos sobresaltan para ayudarnos cuando estamos en peligro. Ese reflejo causa que nuestro corazón tenga latidos más rápidos y nos provee momentánea de una cantidad de energía que nos ayuda a huir. Los versículos bíblicos de hoy son acerca de cómo podemos pasar en poco tiempo del temor (sentir miedo) a la fe (confiar en Dios) no importa lo que esté sucediendo.

(Lea Lucas 8:50)

Este versículo se trata del milagro de cuando Jesús resucitó a la hija de Jairo. Imagínense ver el padre de esa niña de 12 años. Mientras pedía ayuda, los amigos llegaron desde su casa y le dijeron que su hija había muerto. Jesús ayudó al padre a confiar en Dios en ese momento cuando le dijo estas palabras tan importantes: “No tengas miedo; cree nada más, y ella será sanada.” Debemos confiar en Jesús cuando tengamos temor y nuestro temor se transformará en paz.” Sabes como esa historia terminó: ¡Jesús la llamó y ella resucitó!

¿Qué si hubieras pensado haber visto un fantasma? ¡Eso daría mucho miedo! Los discípulos (seguidores de Jesús) estaban en un bote tarde en la noche, cruzando un lago y el viento estaba soplando fuertemente formando olas enormes. Ellos vieron a Jesús caminando sobre el agua y pensaron que estaban viendo un espíritu (un fantasma). Gritaron, pues sintieron temor. Pero Jesús no deseaba que tuvieran miedo y les dijo: “¡Cálmense! Soy yo. No tengan miedo” (Mateo 14:27). Aún en momentos en los cuales sintamos temor, Jesús desea que confiemos en él. Jesús saca la tormenta que está en nuestro interior (nos calma) antes de sacarnos de la tormenta.

Jesús también está interesado en nuestra fe en Dios. Jesús nos dice que busquemos a Dios primero en todo lo que hagamos y que Dios se encargará de proveer para nuestras necesidades. Servimos a un Dios amoroso que desea que gocemos de su bondad. En el sermón del monte Jesús dijo: “No tengan miedo, mi rebaño pequeño, porque es la buena voluntad del Padre darles el reino” (Lucas 12:32). Al ir creciendo, Dios desea que también crezcamos espiritualmente para llegar a ser cristianos maduros. Lo que significa que cuando nos encontremos en dificultades, pasemos rápidamente del temor a la fe; pasemos de sentirmos con miedo, a confiar en Dios en todas nuestras circunstancias.

Oremos. Amado Señor Jesús, danos valor para confiar en ti. Ayúdanos a pasar del temor a la fe rápidamente. Amén.

©2009 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu