notify@childrensermons.com

David y Goliat

Post 285 of 490

Texto: 1 Samuel 17:4-54

Objeto: pequeñas piedras planas y una honda.

Resumen: David confió en Dios al pelear la batalla por él. Debemos confiar en Dios para defendernos.

David and Goliath

David y Goliath por Keith Newton cortesía de Christ-Centered Art.

La historia de David y Goliat es una de mis favoritas. ¿Alguna vez no te divertiste con un gran matón? Yo si. No se siente bien siendo cargado. Goliat era un hombre enorme. El era un gigante que medía alrededor de 9 pies y 9 pulgadas. Eso es más alto que Shaquil Oneal. Él maldijo a los israelíes y dijo malas cosas de su Dios. Era un filisteo y quería imponer la batalla de una competencia de uno-contra-uno así muchos soldados no tenían que morir. El pedía por un hombre entre los israelíes para pelear por ellos. Todos tenían miedo porque era un gigante muy horrorizante.

David era solo un adolescente ninja mutante pastor< risa> No, no realmente. Él era joven, pero era valiente. Sabía que Dios los protegía de los osos y leones que trataban de robarle las ovejas que cuidaba. Una vez el mató a un león y a un oso con sus manos. Aunque Goliat tenía un traje de armadura, todo lo que David tenía era una honda y cinco piedras lisas y su grupo de pastores. El Rey Saúl intentó convencer a David de usar una armadura para protegerse, pero era muy pesada y él nunca había intentado pelear con eso antes. Así que lo dejó a un lado, y confió en Dios: él me sacará de las manos de los filisteos.

Cuando Goliat vio que los israelíes le enviaron a un niño para pelear, él se burló de ellos algo más. Luego le dijo a David que lo iba a rasgar y que iba a alimentar con él a los pájaros y a las bestias. David le respondió valientemente y le dijo que Dios conseguiría la gloria. David dio un testimonio justo sobre el campo de batalla en frente de todos. En 1 Samuel 17:47 dice: Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y con lanza; porque del Señor es la batalla, y él os entregará en nuestras manos.

Ahora David no tenía una honda, como puedes pensar. No, era un palillo en forma de Y con una goma entre él. Era una cuerda con una bolsa pequeña en el extremo y se gira alrededor en un círculo en el aire para conseguir la velocidad que necesitas para lanzar la piedra. Cuando Goliat fue hacia David, no se asustó y corrió. Él fue derecho hacia Goliat. Tomó una piedra lisa de su bolsa pastoral y la colocó en la honda. Después la lanzó hacia el gigante con una honda y lo golpeó en ángulo recto en la frente. La piedra había sido un arma poderosa después de todo. Entró en su cráneo y mató a Goliath. Entonces David tomó la espada de Goliat y cortó su cabeza. Eso asustó tanto a los filisteos que se alejaron con miedo y fueron perseguidos por los israelíes fuera de la tierra.

Todos tenemos nuestros miedos y enemigos. No tenemos que tener miedo. Jesús está siempre con nosotros para protegernos y para darnos valor. Solamente tenemos que recordar que la batalla es del Señor. Cuando Jesús nos da la victoria, no duden en agradecerle y elogiarlo por lo que él ha hecho.

©1997 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu