notify@childrensermons.com

Ropas Nuevas

Post 327 of 525

“¡Tengan cuidado!” –advirtió a la gente–. “Absténganse de toda avaricia; la vida de una persona no depende de la abundancia de sus bienes.” – Lucas 12:15

sandalsTexto: Colosenses 3:1-3,8-10; Lucas 12:15

Para mostrar: una nueva pieza de ropa

Resumen: El llegar a ser cristiano es como ponerse una nueva pieza de ropa. Nos despojamos de nuestra antigua forma de vida y nos vestimos de nuevos hábitos de acuerdo a la voluntad de Dios.

Miren este nuevo por de sandalias. He decidido comprar nuevas sandalias para usar este verano. ¿Les gusta usar ropa nueva? (¡Sí!) Algunos reciben ropa nueva en días feriados, cumpleaños o cuando comienza la escuela. Me gusta estrenar ropa. Hoy deseo leerles de la Biblia acerca de como nuestras vidas cambian cuando llegamos a ser cristianos. Somos como personas que se ponen ropa nueva. Nos quitamos la antigua forma de vida y nos ponèmos nuevos hábitos (ropa) que estén de acuerdo con la voluntad de Dios.

(Lea en voz alta Colosenses 3:1-3,8-10.)

El Apóstol Pablo dijo que debíamos concentrarnos en las cosas celestiales y no en las de la tierra. Cuando llegamos a ser cristianos, Dios nos hace nuevas personas. Antes de que podamos ponernos nuestras ropa nueva debemos despojarnos de las viejas. Para ser nuevas personas en Cristo, tenemos que dejar de comportarnos como lo hacíamos antes y comenzar a actuar de la manera en que Dios desea. Pablo dijo que debemos dejar a un lado el enojo, la ira y el deseo de hacer cosas malas. Dijo que no debemos hablar con palabras feas (hablar malo), ni mentir. Esas eran las maneras en que actuábamos antes.

Otra forma en que nos comportábamos era siendo avaros, deseando tener muchas cosas. El Señor Jesús dijo que no podemos ser avaros. Dijo que la vida del hombre no depende de las muchas cosas que posea (ver Lucas 12:15).
Después de despojarnos de nuestras antiguas maneras de comportarnos, Dios nos podrá vestir a su manera. Podemos entonces amarnos los unos a los otros, ser bondadosos, corteses, obedientes y serviciales. Podremos llegar a parecernos y ser, de día en día,, más como Jesús.

Oremos: Querido Señor Jesús, ayúdame a cambiar y parecerme más a tí cada día. Amén.

©2004 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu