Category Archives: 2. Categorías españolas

El buen pastor

Texto: Juan 10:7-16; Salmo 100:3; Isaías 53:6

SheepObjeto: una lamina del Buen Pastor o una figura de una oveja (cliquea sobre la imagen para agrandarla)

Resumen: Jesús da su vida a sus seguidores.

Hoy quiero contarte acerca de ovejas y el Buen Pastor. Las ovejas son hermosas criaturas hechas por Dios. Necesitan un pastor para protegerlas de los animales salvajes como los lobos que quieren comérselas. Siempre una de las ovejas tiene su nariz en el piso, comiendo pacíficamente, y se aleja del rebaño (las otras ovejas). Cualquier cosa que pase el pastor usa su cayado para guiar a la oveja perdida donde pertenece. El cayado es simplemente un palillo largo con de forma curva en una de sus puntas que se coloca alrededor del cuello de la oveja. El pastor puede espantar a animales salvajes que estén en el rebaño con él. Un buen pastor defenderá a sus ovejas de animales salvajes que se acercan sigilosamente, pero un mal pastor se asustará y se alejará ante la primera señal de peligro.

En la Biblia la gente es comparada con ovejas muchas veces. En el Salmo 100:3 leemos Reconozcan que el Señor es Dios; él nos hizo, y somos suyos. Somos su pueblo, ovejas de su prado. La gente es como ovejas que tendemos a alejar de Dios muchas veces, queriendo hacer cosas por nuestra parte. Dios sabe que no somos perfectos, así que nos envió a su hijo Jesús para que sea nuestro pastor. Jesús tomó todos nuestros pecados y maldades cuando murió en la cruz por nosotros. Todos andábamos perdidos, como ovejas; cada uno seguía su propio camino, pero el Señor hizo recaer sobre él la iniquidad de todos nosotros. (Isaías 53:6)

Jesús les explicó a sus seguidores que era un Buen Pastor. Vino a protegernos dando su vida por nosotros. Hizo eso para que podamos disfrutar de la vida al máximo y tengamos la esperanza de vivir para siempre. Yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia. “Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas. (Juan 10:10-11) Jesús es nuestro guía. Está siempre listo para llevarnos de regreso al sendero de vivir bien y de hacer las cosas bien. Las ovejas son animales apacibles. La lana es rapada y usada para hacer lindas ropas. Jesús quiere que sus seguidores sean apacibles y mansos también. Nuestras vidas pueden ser usadas para trabajos de amabilidad y compasión, amor y generosidad. Dios puede entrelazar esto hasta convertir un maravilloso acolchado de buenas obras a lo largo de nuestra vida entera. Podemos agradecerle a Dios por no habernos dejado solos, pero está siempre protegiéndonos como un Buen Pastor.

©1999 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

Ama a tus enemigos (comparta tus juguetes)

Cita: Benditos son aquellos que tienen el don de hacer amigos, porque es uno de los mejores regalos de Dios. Esto incluye muchas cosas, pero sobre todo, el poder de salir lo de uno mismo, y apreciar cualquier cosa que sea noble y amable en el otro. – Thomas Hughes

Texto: Lucas 6:27-36

Objeto: El juguete de un niño o una lámina de La regla de oro.

Resumen: La regla de oro – Todo lo que hagan por ti, hazlo por ellos.

¿Miren el juguete que traje hoy? A mi me gusta jugar con juguetes. ¿Les gusta jugar con juguetes? [Escucha respuestas.) Déjenme preguntarles algo. ¿Comparten sus juguetes como sus amigos? [Escucha respuestas] Déjame preguntarles algo diferente. Si hay una niña/o nuevo en su clase, ¿compartirían los juguetes con alguien que no conocen bien? Ahora realmente se pone más difícil. ¿Qué si es una clase intimidante, aquel que trata de sacarte los juguetes nuevos sin siquiera preguntarles ¿los compartirían con el/ella? [escucha respuestas] Ahora dejenme hacerles una pregunta más. ¿Qué haría Jesús? Leamos la Biblia para averiguarlo.

(Lea en voz alta Lucas 6:27-36)

Muchas veces en la Biblia aprendemos que Dios nos ama a todos, incluso a aquellos que son malos y desagradecidos. Jesús nos enseñó una clase de amor radical. Él dijo Ama a tus enemigos. Él dijo que habría una recompensa en el cielo si amamos a aquellos que nos odian. Si prestamos nuestros juguetes o algo que es importante para nosotros, sin esperar nada a cambio, estamos haciéndolo lo que Jesús haría. Él nos enseñó lo que es conocido como la “Regla de oro”. Él dijo cualquier cosa que queramos que hagan por nosotros, eso es lo que deberíamos hacer por ellos. Si actuamos desde el corazón lleno de amor, incluso con aquellos que nos odian, podemos hacer del mundo un lugar mejor para vivir.

Si sólo compartimos nuestros juguetes con nuestros amigos, estamos haciendo lo que nadie más haría. No hay nada especial en eso. Para ser más como Jesús, tenemos que aprender a amar lo indeseado. Tenemos que aprender a tratar a nuestros enemigos como quisiéramos ser tratados. Eso es realmente difícil, pero es posible. Algunas veces cuando hacemos esto, lo malo en ellos podría dar lugar a un corazón más amable y podría no ser tan malo. Aprendamos a amar a todos y a compartir nuestros juguetes.

©1998 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

Agita y hornea

En aquella ocasión, su voz conmovió la tierra, pero ahora ha prometido: “Una vez más haré que se estremezca no sólo la tierra sino también el cielo.” La frase üna vez más” indica la transformación de las cosas movibles, es decir, las creadas, para que permanezca lo inconmovible (Hebreos 12:26-27).

Texto: Hageo 2:6-7; 2 Pedro 3:10-13

Para mostrar: una caja de la mezcla para empanar Shake-N-Bake®.

Resumen: Dios agitará los cielos y la tierra cuando el Señor Jesús regrese. Destruirá la tierra por fuego y creará una nueva tierra y un nuevo cielo.

Hoy traje una caja de la mezcla para empanar Shake-N-Bake®. (enseñe la caja) Cuando la compañía “Kraft Foods” introdujo este producto en el 1965, el mismo se convirtió en una manera conveniente de empanar carnes y hacer la preparación de los alimentos más rápida. Hay una bolsa plástica dentro de la caja. En ella se pone la carne y la mezcla, luego se agita la bolsa y se pone la carne en un molde de hornear y ¡está lista para hornear! Eso me acuerda un versículo de la Biblia sobre el tiempo futuro en que Dios agitará (conmoverá) y “horneará” la tierra.

Alrededor de 520 A.C. el profeta Hageo alentaba al pueblo de Israel (exiliados que habían regresado de Babilonia) a terminar de construir el segundo templo de Jerusalén. Este templo era mucho más pequeño y modesto que el primero, el cual fue hecho por el Rey Salomón. Hageo le dio esperanza al pueblo y predicaba que Dios vendría con poder a gobernar el mundo. Cuando Jesús regrese la tierra y el cielo se estremecerán.

(Lea Hageo 2:6-7).

En algún momento el Señor Jesús regresará a la tierra. Habrá un temblor. Al cielo conmoverse, la tierra temblará. El libro de los Hebreos dice que esta agitación será tan desvastadora que sólo las cosas que no sean movibles se mantendrán. (Lea Hebreos 12:26-27) Las cosas inmovibles son las almas que pertenecen a Jesús. En ese momento el Señor construirá un nuevo templo en Jerusalén y gobernará al mundo por mil años. Todos los tesores deseables del mundo añadirán belleza al templo. El Apóstol Pedro escribió que debemos vivir vidas que reflejen a Dios porque él pudiera destruir al mundo con fuego.

(Lea 2 Pedro 3:10-13).

Después de 1,000 años de paz terrenal, Dios juzgará los pecadores. Luego Dios destruirá la tierra por fuego. Mucho tiempo atrás Dios la destruyó por agua. Noé, su familia y los animals fueron salvados de la inundación total de la tierra. La próxima vez que la tierra sea destruída, será por fuego, el cual derretirá todo. ¡Finalmente, Dios creará una nueva tierra y un nuevo cielo para que vivamos con él eternamente!

Oremos: Querido Señor Jesús, ayúdame a estar listo para cuando regreses para que pueda vivr contigo por siempre. Amén.

©2005 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

Listo para Servir

Cuando considero como se gasta mi luz
mitad de mis días en este mundo oscuro y ancho,
Y ese talento que está muerto para esconder
viven con mi inútil, aunque mi alma más deshonesta
Para servir con eso mismo a mi Creador, y presente
Mi verdadera cuenta, a fin que vuelva y regañe,
“¿Dios negó el día exacto de trabajo, luz?
Pido encariñado. Pero la paciencia, para prevenir
Ese murmullo, pronto responde: “Dios no necesita
tampoco el trabajo del hombre o sus propios regalos: quien mejor
llevan su apacible broma, lo sirven mejor. Su estado
es regio; miles a sus ordenes rápidas
y recorren la tierra y océano sin descansar:
También sirven quienes solo se paran y esperan.”
— poeta John Milton, en su ceguera, un soneto de Poemas, 1673.

Texto: Juan 1:43-45; Marcos 1:16-20

Objeto: Una figura de un guardia o un soldado atento.

Resumen: Los primeros discípulos que Jesús llamó estaban listos para servir. Dejaron todo y lo siguieron.

Mira la figura que traje hoy. [Muestra objeto] Es un guardia en frente del Palacio de Buckingham en Londres, Inglaterra. Ese guardia no esta teniendo que defender activamente lo que protegiendo. Está vigilando. Está listo para servir si una situación demandara acción. Hoy quiero contarte acerca de alguna gente que Jesús llamó para que lo siguieran mientras comenzaba su gobierno terrenal. También estaban listos para servir.

Muchos versos en la Biblia nos dicen como Jesús llamó a sus discípulos (seguidores) y quienes eran. Simón y Andrés eran hermanos y pescadores. Santiago y Juan también eran hermanos y pescadores. Leamos acerca de ellos. (Lea en voz alto Marcos 1:16-20.) ¡Wow! La Biblia dice que cuando Jesús llamó a estos hombres ellos dejaron todo y lo siguieron inmediatamente. Dejaron sus redes de pescar y sus miembros de la familia porque estaban listos para servir.

Cuando Jesús le dijo a Levi (Mateo) el cobrador de impuestos, Sígueme, obtuvo inmediatamente una respuesta. Levi dejó el trabajo para seguirlo. (Ver Lucas 5:27-28). Leamos de otro discípulo. (Lea en voz alta Juan 1:43-45.) Cuando Jesús llamó a Felipe la primera cosa que hizo fue contarle que había encontrado a aquel que Moisés y los profetas habían escrito, el Mesías. Estaba contento y listo para servir porque sabía que estaba siguiendo al Hijo de Dios, Jesús.

Que gran ejemplo tenemos de estos primeros discípulos, que fueron llamados apóstoles. Estaban listos para servir a Jesús. ¿Ustedes están listos? Tarde o temprano serás llamado a servir a Dios. Todos somos llamados, pero no todos responden al llamado de Dios para servir. ¿Les gusta cuando sus padres les piden que hagan una tarea alrededor de la casa? ¿Actúan como si no escucharan decirles que ordenen su habitación o saquen la basura? Cuando son jóvenes aprenden a obedecer a los padres, los están ayudando a estar listos para servir a Dios algún día. Les están enseñando la importancia de la responsabilidad, tareas y servicios a otros. La gente que sirve a Dios no piensa que eso es una obligación sino un maravilloso privilegio. Espero que estén listos para servir a Dios algún día.

©2002 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

Busca Primero

“Busquen al Señor mientras se deje encontrar, llámenlo mientras esté cercano” (Isaías 55:6).

Texto Mateo 6:33

Para mostrar: binoculares, lupa y la Biblia

Resumen: Ante todo debemos buscar la dirección y la corrección de Dios en nuestras vidas.

Cuando era pequeño tenía un perrito “collie” llamado King (Rey). Rey era la clase de perro que le encantaba jugar con los niños pero ladraba si un extraño se acercaba a la casa. Un día Rey se salió del patio. Pudiera haber sido que yo, sin querer, dejara el protón de la verja abierta. Necesitaba encontrar a Rey y traerlo de vuelta a casa. Comencé a llamarle. “Rey, ven”, decía. Anduve toda la vecindad buscando a mi perro. Después de un rato lo encontré y Rey me siguió a casa. Hoy deseo hablarles sobre el buscar a Dios.

Miren estas cosas que he traído. Ellas me ayudan a encontrar cosas. Tengo un par de binoculares, una lupa y la Biblia. (Enseñe cada uno de ellos). Si estoy buscando algo que está lejos ¿cuál de estos artículos me ayudará encontrarlo? (Binoculares) Sí, los binoculares hacen que los objetos que estan lejos se vean mucho más cerca. Si estoy buscando algo muy pequeño, ¿cuál de éstos me ayudará? (Lupa) Sí, la lupa hace que las cosas pequeñas se vean mucho más grandes. Si estoy buscando a Dios, ¿cuál de ellas me puede ayudar a encontrarlo? (Bilbia) Sí, la Biblia dice todo acerca de Dios y me ayudará a encontrar a Dios.

Un día Jesús estaba enseñando acerca de lo que es importante. Lo que dijo puede ser que les sorprenda. (Lea Mateo 6:33) Jesús sabía que sus seguidores tenían unas necesidades básicas. Necesitaban ropa para ponerse, alimentos para nutrirse y agua para tomar. Sin embargo Jesús les dijo que no se preocuparan acerca de esas cosas porque había algo mucho más importante. Les dijo que dejaran que Dios tuviera control de sus vidas y que buscaran la bondad de Dios antes que lo demás. Entonces les aseguró que Dios, sabiendo todas las demás necesidades que tenían, haría provisión para ellas.

¿Has encontrado el Rey de tu vida? Busca a Jesús primero y déjale ser el Rey que reina en tu corazón y todas las demás cosas serán añadidas a tu vida.

Oremos. Querido Señor Jesús, ayúdanos a buscarte primero y confiarte nuestra vida diariamente.

©2004 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor © 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

Señor, quisiéramos ver a Jesús

Texto: Juan 12:20,21

Objeto: un póster de Jesús.

Resumen: Deberíamos vivir de una manera tal que los otros puedan ver a Jesús en nosotros.

Una semana antes de la crucifixión, Jesús entró a Jerusalén de una manera que cumplió las palabras del profeta Zacarías (Zecarias 9:9) Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna. El país entero sabía quién era Jesús ellos querían ver si el vendría a la fiesta de Pascuas. Los fariseos habrían intentado matarlo porque quería parecerse a Dios. En era un hombre buscado: por aquellos que lo odiaban y por aquellos que creían en él.

(Lea en voz alta Juan 12:20,21) Había ciertos griegos entre los que habían subido a adorar en la fiesta. Estos, pues, se acercaron a Felipe, que era de Betsaida de Galilea, y le rogaron, diciendo: Señor, quisiéramos ver a Jesús. 

Yo crecí en un pequeño pueblo en Alabama. Mis padres me llevaban a la iglesia regularmente. Era una parroquia episcopal con una congregación pequeña de cerca de 100 personas. El pastor maravilloso, Colonel Ray, era un hombre distinguido, jubilado de la Fuerza Aérea, pero aún sirviendo al Señor. En una ocasión le estaba enseñando a la juventud acerca de las tradiciones de la iglesia y nos daba una recorrida por la iglesia. El explicaba la nave y el santuario. Luego explicó el púlpito. Era un púlpito alto, y siendo bajo como soy, podía ver apenas sobre él donde se paraba los domingos. Tenía una luz pequeña de lectura, y detrás de él cuidadosamente grabado había un pequeño trozo de papel que simplemente decía: señor, quisiéramos ver a Jesús. Yo le pregunté que significaba eso. Se dirigió a esta sagrada escritura y dijo que cada vez que lo pronunciaba era un recordatorio de que el mundo entero estaba buscando a Jesús., y que su trabajo era mostrarle a Jesús. Pensé que era cuidadoso. Cada vez que veo esa sagrada escritura me acuerdo de eso.

Alguna gente nunca ha visto la Biblia. Alguna gente ha tratado de leerla pero no la entendió. Jesús les dijo a los Fariseos no creyentes que se tomaran el trabajo de entender las sagradas escrituras (Juan 5:39), Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; Si quieres entender la palabra de Dios tienes que conocer al autor: Jesús. La Biblia es la inspirada, cierta, infalible palabra de Dios. Mi querida tía Jessie escribió esto en una Biblia que me dio cuando era joven. “La Biblia es la Palabra de Dios”. Y yo me remito al Génesis justo a través de la Revelación. Y como es la palabra de Dios es verdad. Si lo crees o no no lastima a nadie. Esa es la verdad de cualquier verdad. Pero como cualquier verdad es absolutamente sin sentido al menos que tú creas y actúes por consiguiente.

He oído que gente cuestionaba la verdad de la Biblia. Ellos preguntarían ¿Realmente crees que Dios creó el mundo en la forma que el Génesis describe? Sí creo .Jesús lo creyó. En Juan 17:5,17,24 y dijo Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese. Santifícalos en tu verdad: tu palabra es verdad… porque me has amado desde antes de la fundación del mundo. Ef Salmos 33:6,9 David escribió Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, Y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca. Porque el dijo, y fue hecho; él mandó, y existió. Yo no lo he encontrado en ningún lugar de la Biblia por evolución. En Romanos 1:20,25 la Biblia dice que algo negará al creador: Porque las cosas invisibles de él, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, incluso su poder eterno y divinidad; de modo que no tienen excusa: quién transformó la verdad de Dios en mentira, y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.

Señor, quisiéramos ver a Jesús. Jesús es nuestro creador. Si tú lo verías hoy, tú entenderías que él nos creó. Eso dice en Colosenses 1:16,17: porque por medio de él fueron creadas todas las cosas en el cielo y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, poderes, principados o autoridades: todo ha sido creado por medio de él y para él. Él es anterior a todas las cosas, que por medio de él forman un todo coherente. Si queremos entender y ver a Jesús, debemos leer su Palabra y creer que es cierta. En Romanos 10:17 dice: Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. Podemos mostrarles a los a otros a Jesús y su amor de la forma en que los tratamos y como vivimos nuestras vidas. El mundo entero todavía está buscando a Jesús. Cuando nos miran, ¿verán a Jesús en nosotros? Señor, quisieramos ver a Jesús. Seamos la luz del mundo para decirles a los otros que Jesús está vivo por siempre y que los ama.

©1997 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

Semillas que crecen

Mis labios pronunciarán parábolas y evocarán misterios de antaño, cosas que hemos oído y conocido, y que nuestros padres nos han contado. – Salmo 78:2,3

Texto: Mateo 13:1-9, 18-23

Objetos: un bolso claro con semillas, una taza con las semillas, una taza con rocas y los guijarros, una taza con un poco de suelo y muchas malas hierbas, una taza con suelo rico.

Resumen: La parábola del sembrador. Dios quiere que su palabra cambie nuestras vidas y nos ayude a crecer espiritualmente.

Folletos: un paquete de semillas para cada chico.

A Jesús le gustaba contar historias. Contaba historias para enseñarnos acerca de Dios y como vivir. Algunas de estas historias son llamadas parábolas. Una parábola es una historia acerca de algo que ya entiendes que es usado para explicar algo espiritual. Una historia que contó Jesús fue la parábola del que dispersa semillas o el sembrador.

Déjame mostrarles algunas semillas que traje hoy. [Muestra o pasa alrededor la bolsa con las semillas.) ¿Dónde necesitan crecer las semillas? [Suelo, agua, calor, sol, etc.) Miremos a cada una de las tazas. Díganme si estas semillas crecerán en ellas o no. Aquí hay una taza con nada excepto las semillas. ¿Crecerán las semillas en el aire? [No.) ¡Por supuesto que no! Los pájaros se los comerán tan pronto como las encuentren. ¿Crecerán las semillas en las rocas? [No.) No, se secarían y morirían sin tierra. ¿Qué acerca de esta taza con tierra pero con un montón de semillas? [No.) No, las malas hierbas ocupan todo el espacio que las semillas necesitan para crecer. ¿Crecerán las semillas en el rico suelo fértil? [Sí.) ¡Oh si! Con la cantidad apropiada de agua y sol, las semillas deberían crecer bastante bien aquí.

Jesús explicó la parábola a sus seguidores. Dijo el suelo es como es el corazón de una persona y las semillas son como la palabra de Dios (una lectura de la Biblia, un mensaje del reino de Dios). Cuando algunas personas escuchan la palabra de Dios, no la entienden y el Diablo las arrebata antes de que ellos lo hagan. Eso es como las semillas en la taza que los pájaros se comerán. Alguna gente escucha la palabra de Dios y se alegran pero luego la dejan tratando de crecer, cuando las cosas empeoran. Eso es como las semillas en la taza con rocas. Alguna gente escucha la palabra de Dios pero están tan ocupados con su trabajo o ganan montones de dinero en vez de hacer algo por Dios. Eso es como la taza llena de hierba mala que le quita el espacio a las semillas que necesitan crecer. Finalmente, alguna gente escucha la palabra de Dios y cambia totalmente su vida. Crecen fuertes espiritualmente y hacen muchas cosas maravillosas por Dios en su palabra. Eso es como la taza con la tierra fértil.

Tengo un pequeño paquete de semillas para cada uno. [Pasa el paquete a cada niño] Con ayuda de sus padres, espero que planten las semillas en suelo rico. Recuerda cuando las plantes que Dios quiere que su palabra cambie tu vida y te ayude a crecer espiritualmente como un hijo de Dios.

©2002 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

Chivo expiatorio

Cuanto está lejos el oriente del occidente, Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones. – Salmo 103:12

Texto: Levítico16:8, 21-22; Isaías 53:6

Objeto: Una figura de un chivo expiatorio.

Resumen: El chivo expiatorio es explicado como una pintura de Dios borrando nuestros pecados.

Quiero contarles una historia para explicar que significa la palabra “chivo expiatorio”.

Un día todos los niños en un jardín estaban gateando alrededor de un tarro de galletitas tratando de agarrar una galletita. Alguien golpeó el tarro de galletitas. Los niños corrieron rápidamente para escapar mientras se caía al piso. La maestra escuchó el ruido fuerte y vio los pedazos de galletitas y los vidrios rotos sobre le piso. “¿Quien lo hizo?” preguntó. Nadie dijo una palabra . Se sentían todos culpables porque todos habían estado cerca del tarro cuando se cayó. Pero ninguno sabía a quien culpar. “¡Woof!” ladró Spot, la mascota de la escuela. “Oh, ¿así que sabes quien lo hizo?” la maestra le preguntó al perro. “Bueno, como nadie quiere asumir la culpa supongo que serás el chivo expiatorio y asumirás la culpa por todos ellos”, ella explicó. ¡Ahora irán al patio de la escuela y no pueden regresar adentro!”

The Scapegoat by William Holman Hunt, 1854, provided courtesy of CGFA.
El chivo expiatorio por William Holman Hunt, 1854, cortesía de CGFA.

Así que de esta historia sabemos lo que es un chivo expiatorio alguien que asume la culpa por otros. Mientras que los hijos de Israel estaban vagando en el yermo Dios les dijo que tengan un día especial cada año llamado el Día de expiación. En ese día los sacerdotes harían un sacrificio especial por los pecados de la gente. Como parte del sacrificio tomarían dos chivos, uno que sería matado por el Señor, y el otro que sería conservado vivo por el chivo expiatorio.*

(Lea en voz alta Levítico 16:8, 21-22.)

El sacerdote pondría ambas manos en el chivo expiatorio y diría una oración. La oración era una confesión de pecados por las fechorías de la gente hechas el año pasado. Cuando decía esta oración le estaba pidiendo a Dios que pusiera toda la culpa por sus pecados en el chivo. Luego el chivo era liberado al yermo y nunca podría regresar al campo de los israelíes. Eso era la manera de Dios de decir que no los haría responsables por aquellas cosas malas que habían hecho nunca más. Podían ver que sus pecados, ahora en la cabeza del chivo, eran borrados de ellos.

Mira que lejos estoy estirando mis manos. [Sostenga sus brazos bien separados] Quiero que se imaginen que mis brazos podrían estirarse todo el camino hacia afuera de la ventana y tan lejos que no podrían ver más mis manos. La Biblia dice que Dios ha borrado nuestros pecados tan lejos como el este está del oeste. Este es un largo, largo camino. Jesús sacó todos nuestros pecados (o maldades) cuando murió en la cruz por nosotros. La Biblia dice en Isaías 53:6, Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Jesús asumió la culpa por nosotros. Él sacó el pecado de todos aquellos que iban a él por fe y confiaban en él como su Salvador.

Recemos: Querido Señor Jesús, Lo siento hago cosas malas algunas veces. Gracias por alejar mis pecados. Ayúdame a ser tu hijo. Amén.

* Por Azazel significa chivo de partida. El chivo ofrecido como una ofrenda pecado es la figura de Cristo todavía por venir. Fue matado como una ofrenda y quemado fuera del campo; Jesús fue crucificado por los pecados del mundo fuera de las puertas de Jerusalén. Asimismo, el chivo expiatorio es una figura de Jesús borrando nuestros pecados.

©2001 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

El  cabeza de turco por la Caza de William Holman, 1854, la Galería del Arte de Palanca de Dama, la luz del sol del Puerto, el RU de Liverpool. Utilizado para propósitos educativos por la provisión Justa del Uso del Acto del Derecho de autor. Escudriñe la cortesía proporcionada de CGFA. La tela de lana escarlata en la cabeza de cabra es para los pecados de las personas (ve Isaiah 1:18, ¿Son sus pecados como escarlata? ¡Quedarán blancos como la nieve!).

Sansón

No tomen venganza, hermanos míos, sino dejen el castigo en las manos de Dios, porque está escrito: “Mía es la venganza; yo pagaré”, dice el Señor. – Romanos 12:19 (referencia Deuteronomio 32:35)

Texto: Jueces 13:1-16:31

Para mostrar: una botella de vitaminas (o como alternativa, un cuadro de las antiguas Torres Gemelas o un afiche del libro Bondage Breaker.)

Resumen: Sansón era un héroe de la fe. Dios le dio a Sansón la fuerza para luchar contra sus enemigos.

Hay he traído algunas vitaminas. (Enseñe la botella de vitaminas). Las vitaminas se encuentran en los alimentos que comes. Algunas personas toman estas vitaminas para ayudarles a mantenerse saludables. Se dice que una multivitamina con el mineral llamado hierro te hará fuerte. ¿Has visto a alguna persona verdaderamente fuerte? Cuando pienso en alguien fuerte, pienso en un hombre grande con muchos músculos. Pienso en personas que levantan pesas y en luchadores, personas como Arnold Schwarzenegger, Hulk Hogan y The Rock. La Biblia nos dice de un hombre fuerte que vivió cerca de 3,100 años atrás (1100 A.C.). Su nombre fue Sansón.

Sansón fue el último de los grandes jueces (líderes) del pueblo de Israel. Los juzgó por 20 años. Se reconoce como uno de los héroes de fe en la Biblia (Hebreos 11:32). Sansón fue dedicado al Señor antes de haber nacido. Él nació durante una época en que Dios castigó a los Israelitas por hacer cosas malos y “él los entregó en manos de los filisteos durante cuarenta años” (Jueces 13:1b-NVI). Sansón hizo un pacto como nazareno de dejarse crecer el pelo y no tomar vino o bebida fuerte. Éste era un sígno de devoción a Dios.

Algunas personas pensaron que Sansón obtenía su fuerza de su pelo largo, pero fue el Espíritu del Señor que vino sobre Sansón que le libró del peligro. Siendo un hombre joven, Sansón despedazó a un león con sus manos. En una batalla mató a mil filisteos. Era un hombre poderoso y un guerrero temible. Una noche escapó de una emboscada de medianoche y arrancó las puertas de la entrada de la ciudad, junto con sus dos postes, con cerrojo y todo y “se las echó al hombro y las llevó hasta la cima del monte que está frente a Hebrón” (Jueces 16:3 NVI).

Los padres de Sansón se disgustaron cuando él pidió casarse con una mujer filestea. Los filisteros eran enemigos del pueblo de Israel. Muchos de los problemas personales que Sansón tuvo se debió a que escogió seguir el consejo de la mujer filistea en lugar del de Dios. Su amor por Dalila le llevó a confiar en ella y fue ella quien lo traicionó. Sansón fue capturado, amarrado, cegado y puesto en prisión. Increíblemente, Dios cambió esa situación en beneficio de los israelitas. Al final el “’Mía es la venganza; yo pagaré’, dice el Señor” trabajó en contra de los filisteos.

Sansón fue llevado en cadenas al templo filisteo del dios Dagón, donde ellos se rieron de Sansón y se alegraron de que fuera capturado. En un acto final de fe, Sansón le pidió a Dios que le dejara vengarse de los filisteos ya que le habían cegado. “Entonces Sansón oró al Señor: ’Oh soberano Señor, acuérdate de mí. Oh Dios, te ruego que me fortalezcas sólo una vez más, y déjame de una vez por todas vengarme de los filisteos por haberme sacado los ojos”. Y Sansón le dijo: “Muera yo con los filisteos” Él puso sus manos en los pilares que aguantaban el templo y los empujó con todas sus fuerzas. Con la ayuda de Dios el techo coyó sobre cerca de 3,000 hombres y mujeres. “Fueron muchos más los que Sansón mató al morir, que los que había matado mientras vivía” (Jueces 16:30).

¿Qué podemos aprender de esta historia? Podemos aprender a escuchar y obedecer a nuestros padres, a confíar en el Señor Jesús el cual nos dará fortaleza y nos guiará, a que no debemos actuar con venganza.

©2005 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

El vecino Samaritano

Cita: “Tuve un sueño que un día esta nación se levantará y vivirá el verdadero significado de su credo: llevamos a cabo estas verdades para ser evidentes en sí, que todos los hombres somos creados igual.”… Tuve un sueño que mi pequeño hijo de cuatro años un día vivirá en una nación donde no juzgarán por el color de su piel pero si por el contenido de su carácter.” – Rev. Martín Luther King Jr., por los derechos civiles marcha en Washington, Agosto 28, 1963.

Texto: Lucas 10:25-37; Actos 10:28,34-35

Objeto: Fotos de gente de diferentes razas sacadas de revistas u otras fuentes, o una lámina de Martín Luther King Jr.

Resumen: La historia del Buen Samaritano nos enseña a tratar a toda la gente como nuestros vecinos.

African girlMiren estas fotos que he traído hoy. Cada pequeña niña es de una raza diferente. Ellas son asiáticas y africanas. La lección de hoy nos enseña a tratar a toda la gente como nuestros vecinos. Has oído a alguien decir “Es un buen samaritano,” y se referían que realmente cuidó a toda gente. Ese dicho viene de una historia que Jesús contó un día.

Un maestro de las leyes de Dios le hizo a Jesús una pregunta tramposa: ¿qué debo hacer para heredar la vida eterna? Jesús le respondió preguntándole que pensaba de lo que la Biblia enseñaba. El maestro dijo que deberíamos amar a Dios y amar a nuestro vecino. (Ver Deut. 6:5 y Lev. 19:18) Jesús dijo que tenía razón. Pero el maestro, que quería probar que era una buena persona y le preguntó ¿Quién es mi vecino?

(Lea en voz alta Lucas 10:30-37) Los sacerdotes y Levitas eran líderes religiosos. Ellos conducían a la gente a la adoración y enseñaban las leyes de Dios a la gente. Que mal ejemplo dieron los líderes religiosos en esta historia porque pensaban que eran demasiados buenos para involucrarse con el hombre que fue golpeado y robado. Eran tan estrictos acerca de obedecer la ley que se olvidaban que el verdadero corazón de la ley era tener piedad. Pensaron que los haría “sucios” por tocar las heridas así que guardaban distancia e ignoraban a este pobre hombre necesitado.

Indian girlJesús debe haberse sorprendido al escuchar esta historia cuando el Samaritano era el héroe. Los israelíes odiaban a los samaritanos. Los samaritanos eran gente de una raza diferente (de israelíes casados con Cananitas). Los israelíes despreciaban a los samaritanos. Los desdeñaron e incluso no les hablarían en la calle. (Actos 10:28) Si aprendemos a odiar a la gente porque son diferentes a nosotros, luego pensamos que somos mejores que otros por nuestra raza. Esto se llama racismo. Jesús nos enseñó que esto está mal. Debe haber puesto locos a los maestros al escuchar que Jesús hace de una persona que ellos odiaban a un “buen chico” en esta historia.

El samaritano no pensaba que era mejor que otros. No pensaba que era demasiado bueno para ayudar. Mostró piedad al extraño golpeado y lo trató como un vecino. Así es como Jesús dio vuelta los caminos del mundo. Nos enseñó a amar a nuestros enemigos, a amar a toda la gente, y a no solo amar a aquellos que lucen y actúan como nosotros.

Unos pocos años más tarde el discípulo Pedro finalmente entendió lo que Jesús estaba tratando de enseñar (Lea en voz alta Actos 10:34-35] Cuando Pedro dijo Para Dios no hay favoritismos lo que significa que Dios no trata a una persona mejor que a otra. Nuestra raza no le importa a Dios. Deberíamos estar dispuestos no solo a ayudar a la gente necesitada, sino también a aprender a amar a toda la gente como lo hace Dios.

©2000 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.