Category Archives: 2. Categorías españolas

Semáforos de Dios

Texto: Jonás 1:2; Marcos 5:19; Isaías 40:31

traffic signalObjeto: Una figura de una señal de tránsito.

Resumen: Debemos escuchar a Dios en oración para saber cuando avanzar, parar, o proceder con precaución.

Mira esa figura de un semáforo. ¿Qué significan cada uno de los colores del semáforo cuando vamos en auto? Rojo significa avanzar. Verde significa avanzar . Amarillo significa acelerar y luego ir realmente rápido, esta bien No, significa precaución. Precaución es una palabra que significa ir despacio y despejar la intersección.

Hoy quiero hablarles acerca de aprender cómo saber lo que Dios quiere que hagamos. Para averiguar lo que Dios quiere que hagamos, debemos pasar tiempo estudiando la Biblia y también debemos rezar. Cuando rezamos pasamos tiempo escuchando a Dios hablar a nuestro corazón así sabemos lo que deberíamos hacer. Algunas veces escuchar a Dios es cómo mirar esta señal de transito. Miremos algunos ejemplos de la Biblia.

(Lea en voz alta Jonás 1:2) A Jonás le dijeron Levántate, ve a Nineveh. Dios le dijo claramente de hacer algo, hacer una acción. Alguna vez cuando recemos a Dios nos hará saber que es tiempo de hacer una acción e ir.

(Lea en voz alta Marcos 5:19) El hombre poseído, después de ser curado, quería estar con Jesús. Pero Jesús le dijo que no, que se detenga, que lo que era importante era estar en casa y hablarle a sus amigos de Jesús. Algunas veces pensamos que sabemos lo que está bien, pero Dios nos detiene y nos dice de hacer algo completamente diferente que nunca hubiéramos hecho por nuestra cuenta.

(Lea en voz alta Isaías 40:31) Este verso significa que Jesús, algunas veces quiere que nos detengamos, que tomemos precaución, y que primero lo esperemos a él antes de actuar. Debemos entregarle nuestra voluntad, y esperar pacientemente que nos diga que más hacer. Esto nos dará tiempo para renovar nuestra fuerza para lo que Dios ha planeado para más adelante. Aprendamos a escuchar a Dios cuando oramos así sabremos que hacer.

©1998 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

Él me tocó

Texto: Marcos 1:40-45; Levítico 14:2-4; Salmo 103:3

Objeto: una figura de un doctor o un estetoscopio.

Resumen: Jesús cura a un leproso. Jesús tiene el poder de curar todas nuestras enfermedades.

Poco después del nacimiento de nuestra hija mi esposa necesitaba que le sacaran la vesícula. Nuestro pastor nos visitó en el hospital y nosotros oramos por ella. El Doctor ingresó a la sala de espera después de la operación y nos dijo que los cálculos biliares habían pasado al órgano siguiente, el conducto biliar, y necesitaría ser sacado el día siguiente. Recuerdo el Salmo 103:3 y que es El Señor El que sana todas tus dolencias. Otra vez, les pido que recen con nuestro pastor, y que oremos por su curación completa. Yo sabía que Jesús podía curar todo. Yo solamente necesitaba rezar con fe.

Al día siguiente el doctor vino a la sala de espera después de unas horas en la sala de operaciones. Su cara estaba pálida y él parecía desconcertado. Él explico que había hecho algunos rayos-x (fotos de lo que está dentro de tu cuerpo) mostrando los cálculos del día anterior en el conducto biliar ¡Él no podía realizar la operación porque ahora las radiografías mostraban que los cálculos biliares se habían ido totalmente! Jesús había hecho la operación. Le dije al doctor que yo aún creía en milagros. ¡Jesús es el Gran Médico que curó a mi esposa!
Regresando a aquel milagro, creo que Dios no lo hizo solo para fortalecer mi fe, sino que también para darle un testigo al doctor. Hoy quiero contarte acerca de una persona que tenía una enfermedad terrible llamada lepra que Jesús curó.

(Lea en voz alta Marcos 1:40-45)

La lepra es una enfermedad que causa manchas redondas rojas dolorosas en la piel de una persona y puede causar ceguera y rotura del hueso de la nariz. Hace a la persona verse horrible. No es muy contagiosa, pero podría expandirse después de un contacto cercano de un largo tiempo. Dios bendijo a su gente con avanzado cuidado medico muchos años atrás. Dios le dijo a Moisés como curar a los leprosos. Él los hizo vivir alejados de la cuidad en un área separada. Es llamada un área en cuarentena.

El leproso tenía fe en que Jesús podría curarlo y le rogó a Jesús que lo hiciera. Llenaron a Jesús de grandes cuidados y preocupación. No sabemos específicamente, pero estoy suponiendo que Jesús siguió su camino por la colonia leprosa a visitar al enfermo. Los cristianos todavía vamos hacia a aquellos con SIDA y otras enfermedades para cuidar de ellos como Jesús lo hizo. Luego Jesús hizo algo que nadie estaba dispuesto a hacer. Él tocó al leproso con su mano. Otra gente ni siquiera se acercaría, mucho menos tocarlo. Ellos tenían miedo de contagiarse la lepra.

¿Pueden imaginar que maravilloso debe haber sido para el pobre leproso sentirse tocado por otra persona? Jesús dijo, Quiero, sé limpio. Instantáneamente la lepra dejó al hombre. ¡Él fue completamente curado por las palabras de Jesús! Jesús no tenía que tocarlo, pero lo hizo de todos modos porque sabía cuanto significaría para el leproso. Lugo Jesús ordenó al leproso que se mostrara ante un sacerdote para mantener la ley de limpieza de un leproso. (Levítico 14:2-4) Jesús vino a cumplir la ley, no a eliminarla. Esto no solo fortaleció la fe del leproso, sino también fue un testigo para el sacerdote. Los sacerdotes eran doctores de la ley. Este sería un testimonio para ellos. El hombre estaba tan contento por ser curado que rápidamente difundió la noticia a todos. Él estaba contento de decirles a los otros cuanto había hecho Jesús por él.

Siempre que nos enfermemos, recordemos que Jesús puede curar cualquier cosa. Ruega por curarte. Recuerda agradecer a Jesús por curarte. Así como el leproso estaba contento por ser curado, deberíamos estar contentos de decirles a los otros las grandes cosas que Dios ha hecho por nosotros.

©1999 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

El tiempo es ahora

“Ciertamente les aseguro que ya viene la hora, y ha llegado ya, en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que la oigan vivirán” – Juan 5:25 (NVI).

Para mostrar: un reloj

Resumen: Viviendo ahora. Viviendo por siempre. Hay vida eterna en Jesús, que comienza desde el momento en que crees.

¿Cuántos de ustedes han aprendido a leer el reloj? (Escuche las contestaciones). Miren este reloj. ¿Qué hora es? (Espere por las contestaciones). Sí, los relojes nos indican la hora que es. En nuestra historia de hoy el Señor Jesús nos habla de un momento muy especial: el momento en que nuestra vida comienza y nunca termina.

(Lea Juan 5:24-25; 6:47).

Entiendes lo que dice Jesús? No tienes que esperar a morir para comenzar a vivir la vida eterna. El momento en que aceptas a Jesús como Señor y Salvador comienzas a vivirla, ahora y aquí en la tierra. Jesús dice que la hora es ahora cuando aquellos que le escuchen hablar a su espíritu interior y crean en Él pasarán de la muerte a la vida. Si crees en Jesús, ya tienes la vida que durará por siempre. No es en el futuro, sino en el tiempo presente.

El reloj no tiene sentido para aquellos que no están limitados por el tiempo. Sin embargo, mientras estamos en la tierra, nuestro hogar temporero, debemos hacer que cada momento que se nos sea dado valga la pena. Debemos hacer que cada hora y día vivido haya merecido la pena haberlo vivirlo. El tiempo se les va terminando a algunas personas Debemos decidir si debemos o no confiar en lo que Jesús dice. La decisión es nuestra. Así que deja de esperar por la vida en la resurrección. Esa llegará algún día. En vez de eso, recuerda lo que dijo Jesús a Marta al resucitar a Lázaro.

(Lea Juan 11:25-26). ¿Lo crees?

Oremos. Querido Señor Jesús, bendice a los que aquí estamos para que podamos entender y creer. Amén.#141 Agita y hornea

©2007 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

Boleto de paseo

Texto: 1 Tesalonicenses 4:15-17; Mateo 24:31; 1 Corintios 15:51-53

Objeto: un boleto de avión o una lámina del Regreso por Danny Hahlbohm.

Resumen: Cuando Jesús regrese los creyentes lo encontrarán en el aire.

Miren lo que me traje hoy. Es un boleto de avión. ¿Haz volado en un aeroplano? Para volar en un avión deben comprar un boleto primero. Poco después del despegue, el avión sube cada vez más alto hasta que pasa a través de las nubes. En un día nublado una vez que atraviesa las nubes, de repente ves el sol brillando sobre las nubes. Si miras por la ventana ves las nubes. Parece como un mar de esponjas hinchadas. Es una bella vista.

Ahora no somos águilas y no tenemos alas para volar. No podemos elevarnos entre las nubes como Peter Pan. ¿Pero saben que la Biblia dice que un día seremos llevados a las nubes y encontrarnos con Jesús en el aire?

(Lea en voz alta 1 Tesalonicenses 4:15-17) La Biblia dice que todos lo que hayan muerto que confiaron en Jesús como su Salvador primero resucitarán de la muerte, y luego todos los que estén vivos que crean en Jesús de repente se encontrarán con Jesús en el aire! Jesús mismo habló de un día cuando el regresaría del cielo para encontrarnos Mateo 24:31 diciendo Y al sonido de la gran trompeta mandará a sus ángeles, y reunirán de los cuatro vientos a los elegidos, de un extremo al otro del cielo.

Pero eso no es todo. La Biblia dice que cuando esto suceda nos darán un nuevo cuerpo. No estará hecho de carne y de sangre como el que ahora tenemos, pero será un cuerpo espiritual que durará por siempre. (Lea en voz alta 1 Corintios 15:51-53] ¿Puedes pestañar realmente rápido? Intentémoslo. [Haz que los niños parpadeen tan rápido como sea posible]. Creo que un parpadeo de un ojo es incluso más rápido que pestañar. Así que Jesús está yendo a cambiar nuestros cuerpos muy rápido. El nuevo cuerpo no se volverá viejo y no morirá nunca más.

¿Cuando pasará todo esto? No lo se. Podría pasar en cualquier momento. Solamente El Padre Dios sabe el día y la hora. Nos enviará a Jesús para encontrarnos. Esto seguro pasará y todo lo que necesitamos es un boleto de viaje de tu vida. Y el boleto es este: haz que Jesús sea tu Salvador. Él ya ha pagado el precio de tu boleto cuando murió en la cruz por nuestros pecados y resucitó de la muerte tres días después. Él es el Hijo de Dios y está vivo para siempre. Un día regresará. Espero que le pidas de ser tu Salvador así puedes ser levantado por un ángel para encontrarte con Jesús en el aire.

©1999 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

El camino

Texto: Juan 14:1-7

Resumen: Jesús es el camino al cielo.

One way signObjeto: Un mapa de la carretera.

Mira lo que traje hoy. Es un mapa de la carretera. Si te vas a ir de viaje, necesitas saber cómo llegar allí. Si vas a viajar de una ciudad a la otra, un mapa de la carretera estaría a mano. Podrías tomar el mapa, y decidir las mejores rutas para viajar. Si vas desde, por ejemplo, Raleigh a Charlotte, hay muchas rutas que podrían llevarte. Cada camino te llevaría allí. Uno podría elegir una ruta escénica, debe ser más larga. Otra ruta en un estado interno podría ser más rápida.

¿Sabías que mucha gente no sabe como llegar al cielo? Distinto de viajar de una ciudad a la otra, hay solamente un camino al cielo. Es el de tener una relación personal Jesucristo. Los discípulos estaban escuchando a Jesús decirles que iba a regresar al cielo y que prepararía un lugar para ellos. Jesús dijo que regresaría y que se los llevaría con él. Él les hace saber que quería que estén con él cuando murieran sobre la tierra. Cuando una persona que confía en Jesús como Señor muere, el espíritu deja el cuerpo y va a estar con Jesús en el paraíso. Jesús le dijo al ladrón de la creencia al lado de él en la cruz. Hoy estarás conmigo en el paraíso. (Lucas 23:43) Jesús le dijo a los discípulos que ellos sabían donde estaba yendo y el camino para llegar allí.

Pero el pobre Tomás que dudaba estaba desconcertado. Él le dijo a Jesús Señor, nosotros no sabemos donde vas; ¿y como podemos saber el camino? Él no sabía donde estaba yendo Jesús o como llegaría allí.

(Lea en voz alta Juan 14:6) Jesús les dijo que él era el único camino al Padre en el cielo. Él hacía hincapié de que él era el camino, la verdad, y la vida. Como solamente el Hijo de Dios, Jesús le había dado el poder y autoridad sobre toda la creación. Él es el verdadero Dios. Nos da la vida. Cuando Jesús declaró que nadie viene al Padre, sino por mí. Él lo hizo sencillo al decir que había un único camino al cielo y que era él. Muchas religiones falsas en el mundo hoy dicen ser el camino al cielo. No es ni Mohammed o ni ningún otro gran profeta el que nos de la llave del cielo. Jesús es el único camino.

©1998 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

Isla de la Tentación

Y no nos metas en la tentación; pero líbranos del mal. – Lucas 11:4

Texto: 1 Corintios 10:13; Hebreos 4:15

Objetos: una papa entera y una bolsa de papas fritas; dentífrico de niños (sabor a chicle globo)

Resumen: Nos enfrentaremos a muchas tentaciones en la vida. Dios nos da la libertad de elegir como responder. Podemos superar la tentación con ayuda de Dios.

Hoy quiero hablarles acerca de la tentación. ¿Se acuerdan la historia de Eva siendo tentada por la serpiente en el Jardín de Edén? ¿Qué significa la palabra tentación? (escucha respuestas) Dejenme mostrales una de mis tentaciones.

Considera ésta papa. [Muestra la papa entera] Dios hizo la papa y es un alimento muy saludable. Pueden hornearla y comerla, con piel y todo. La piel está llena de vitaminas que son buenas para ustedes. Si pelan la piel llena de vitaminas, la cortan en rodajas y la fríen en aceite, y le ponen sal, obtienen papas fritas. [Muestra la bolsa de papas fritas] Comiendo montones de papas fritas se pondrán gordos y taparán las arterias. Eso no es saludable. Cuando dada la opción entre papas fritas y papas horneadas, la papa horneada es la opción más saludable. Porque el gusto de las papas fritas es tan bueno que son muy tentadoras de comer.

Sabemos que es mejor evitar las cosas que nos dañan. El pecado nos daña pero muchas veces no es tan fácil ver el pecado por como es. Como la fruta prohibida que Eva fue tentada a comer, el pecado parecía ser “placentero a los ojos” y podría satisfacer nuestros deseos, pero no es bueno para nosotros. La Biblia dice que cuando somos tentados Dios nos da una salida. Podemos elegir no dar con la tentación. (Lea en voz alta 1 Corintios 10:13 a continuación.)

Ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común al género humano. Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, él les dará también una salida a fin de que puedan resistir. 

Mira este tubo de dentífrico. (Muestra el tubo) La mayoría de los dentífricos tienen un sabor asqueroso. Podemos dejar de lavarnos los dientes aunque sabemos que es lo correcto de hacer. Si mamá nos da esta pasta con sabor a chicle globo, nos gustará el sabor y nos gustará más cepillarnos. Ella nos da una salida que las cosas asquerosas y hacemos lo correcto (lavar nuestros dientes). De la misma forma, si le pedimos ayuda a Dios, nos ayudará a escapar de la tentación y a hacer lo correcto.

Jesús es nuestro ejemplo de como superar la tentación. (Lea en voz alta Hebreos 4:15.) Jesús fue tentado como nosotros pero nunca pecó. Durante nuestra vida en la tierra es como si estamos en una isla rodeados de tentación. Cuando nos enfrentamos con la tentación debemos hacer nuestra elección. Dios nos da la libertad de elegir como responderemos. Podemos caer en la tentación y pecar, o podemos pedirle a Dios que nos ayude a superar la tentación. ¡Dios puede ayudarnos a tomar la decisión correcta!

©2001 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

La tempestad

Texto: Marcos 4:35-41; Salmo 89:9 (también Lucas 8:22-25)

Objeto: Un póster de un barco sacudido en una tormenta.

Resumen: La historia de Jesús parando la tormenta.

Mira lo que traje hoy. ¿Vistes la figura? ¿Qué es? [Una tormenta] Quiero contarles una historia de Jesús cuando estuvo en una tormenta. Jesús había estado enseñando todo el día y estaba cansado. Él les dijo a sus discípulos que lo llevaran en una barca y cruzaran el lago Gennesaret, o como era más comúnmente llamado El Mar de Galilea. Jesús estaba cansado y sabía que le llevaría una hora o más cruzar el lago, así que tomó una almohada y se echó una siesta. ¿Tomas una siesta a la tarde cuando estás cansado? Jesús había trabajado duro todo el día y se durmió enseguida.

Luego el viento comenzó a soplar fuerte. Las olas estaban rompiendo sobre un lado de la barca y comenzó a llenarse de agua. Los discípulos sabían que si no hacían algo rápido, la barca se hundiría. Ellos estaban asustados por la tormenta. Algunas veces nos suceden cosas malas en nuestra vida y no sabemos donde ir. Los discípulos sabían que podían contar con Jesús, así que fueron a pedirle ayuda. ¿Te asustas con los relámpagos y los truenos en los días tormentosos? [Si] Los discípulos zamarrearon a Jesús para despertarlo y dijeron Maestro, Maestro, ¡perecemos! [Lucas 8:24] asi que qué hizo jesus? Cerró sus ojos y les dijo “déjenme en paz”, ¿no ven que estoy durmiendo?” No, por supuesto que no. Jesús está siempre y se preocupa cuando estamos en problemas o en peligro. Él nos ama y quiere cuidarnos.

Jesús se alzó y le dijo al viento que deje de soplar y a las olas que se calmaran. Así fue como dijo al cielo ¡”silencio, estate tranquilo!” Y dijo a las olas “acuéstate, estate calmo.” ¿Alguna vez tuviste un perro que no paraba de ladrar a la noche? Si tuviste, entonces podrás saber que es un bozal. Un bozal es algo que se les pone en el hocico a los perros para que no puedan ladrar. Qué es lo que Jesús les dijo a aquellas olas.* y el viento cesó, y había una gran calma. El viento dejó de soplar y las olas se calmaron hasta que el lago era tan liso como el vidrio. Luego Jesús se dio vuelta y los discípulos se sorprendieron. Él les preguntó ¿por qué tienen miedo?

Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe? Esto les hizo tener más miedo. Ellos nunca habían visto a nadie mandar al viento y al mar así y verlos obedecer inmediatamente. Jesús es el hijo de Dios quién creó todo, tiene el poder de controlar todo lo que hizo. En Salmo 89:9 leemos Tú tienes dominio sobre la braveza del mar; Cuando se levantan sus olas, tú las sosiegas. Siempre que las tormentas de la vida traten de sobrepasarnos, Jesús se levanta por nosotros y las quita de nuestro camino. Lo único que necesitamos es tener fe y confiar en Jesús. El tiene el control y nos protegerá.

* Palabra griega siopao (see-oh-pah’-oh) y significa silencio, mudes involuntaria. Palabra griega que aún se usa es phimoo (fee-mo’-oh) y significa bozal.

©1998 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

Decir la verdad

Texto: Deuteronomio 18:15, 18-22; Juan 5:39, 46

Para mostrar: Tus diez dedos

Resumen: Jesús es el Profeta del cual habló Moisés. Siempre debemos decir la verdad.

¿Cuántos de ustedes han aprendido a contar hasta diez? [Enseñe sus manos]. Bien, díganme, ¿cuántos dedos tengo? [Diez]. ¿Están seguros? Déjenme contarlos. [Alze su mano izquierda y comience a levantar los dedos mientras cuenta]. Uno, dos, tres, cuatro, cinco [levante su mano derecha y continúe levantando los dedos de uno en uno mientras cuenta al revés]. Diez, nueve, ocho, siete, seis. Seis más cinco hacen once (6+5=11), así que tengo ¡once dedos! (Sonría) [Desde luego, los niños discutirán en este momento]. Está bien, estoy bromiando. Realmente tengo diez dedos. El hecho de decirles que tengo once dedos no lo hace correcto.

Hoy deseo hablarles acerca de decir la verdad ¿Cómo podemos decir si lo que oímos es cierto o no? La Biblia nos ayuda con ésto. Hace mucho tiempo atrás Dios le dió a Moisés los diez mandamientos. Más tarde Dios le dijo a Moisés una cosa que era muy importante (Lea en voz alta Deuteronomio 18:15, 18-22]. Dios le dijo a Moisés que él enviaría a un Profeta de dentro del pueblo hebreo. Un profeta es una persona que habla lo que Dios le dice que diga.

Moisés dijo que lo que este Profeta habría de decir era tan importante que Dios nos haría responsables si no escuchábamos lo que el profeta decía. Moisés indicó además que si un profeta hablaba verdad, entonces cualquier cosa que él dijera pasaría. Si un profeta no hablaba verdad, entonces lo que decía no iba a ocurrir. El sólo decir que iba a pasar no garantizaba que fuera a ocurrir. Eso es como podemos decir si un profeta habla verdad o no.

Jesús siempre habló la verdad. (Lea en voz alta Juan 5:39, 46]. Jesús dijo que Él era el profeta del cual Moisés había escrito. ¿Cómo sabemos que es verdad? Porque todo lo que dijo Jesús que iba a ocurrir ocurrió. Otras personas han reclamado ser el Profeta del cual habló Moisés, pero lo que ellos han dicho no ha ocurrido. Jesús dijo que el iba a morir y a resucitar, y así fue. Así que sabemos, sin duda alguna, que él era al que Moisés se refería. Jesús decía lo que Dios el Padre le decía que dijere y siempre era la verdad. Nosotros debemos de tratar de seguir el ejemplo que nos dio Jesús y decir siempre la verdad.

Oremos: Amado Señor Jesús, ayúdame a ser como tú y siempre decir la verdad. Amén.

©2003 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

Tabernáculos

De hecho, sabemos que si esta tienda de campaña en que vivimos se deshace, tenemos de Dios un edificio, una casa eterna en el cielo, no construida por manos humanas. – 2 Corintios 5:1

Texto: Levítico 23:42-43; Deuteronomio 16:15

Objetos: ramas de unas palmeras, de un árbol del mirto, de un sauce y de un etrog (limonero).

Objetos alternativos: Haz una cabina miniatura. Corta una caja de zapatos por la mitad, reemplaza la tapa con pequeñas ramas. Decórala dentro como una casa de muñecas usando pequeñas figuritas y muebles, hechos a mano o prestados de otros juguetes. El lado cortado podría ser la abertura (tres lados con una azotea de paja).

Resumen: La fiesta de tabernáculos era la primera celebración de acción de gracias. Podemos estar agradecidos por tener un hogar en el cielo.

¿Cuando piensan en la acción de gracias que piensan de eso? [Escucha respuestas] Usualmente pienso en juntar a mi familia y amigos, compartiendo una linda comida, y agradeciéndole a Dios por satisfacer mis necesidades. En la iglesia lo celebramos con servicio de Regreso de la Cosecha donde se dan las ofrendas de libre albedrío y tenemos una comida de compañerismo. Siempre sucede después de la caída de los granos de la cosecha. Tenemos esta tradición de una celebración que Dios mandó a los Israelíes a observar la llamada fiesta de los tabernáculos (o cabinas), también conocida como la fiesta de en-reunión.

La fiesta de los tabernáculos fue realmente la primera celebración de Acción de Gracias. Dios quería que los israelíes recuerden como los protegió en el yermo por cuarenta noches por el tiempo que dejaron Egipto hasta que fueron permitidos entrar a Canaan. Durante este tiempo vivieron en pequeñas cabinas o chozas que hicieron de ramas de árboles. [Muéstrales las tres ramas] Eran lugares temporales de vivienda que llamaron tabernáculos. Podríamos pensarlas como refugios sin hogar. Quería que fueran agradecidos que les dio descanso, protección del calor y las tormentas, y eventualmente de las grandes frutas y productos de la Tierra Prometida de Canaan. [Muestra el limonero.)

(Lea en voz alta Levitico 23:42-43.) Dios les dijo que recolecten ramas y construyan cabinas para vivir por siete días durante la fiesta. Las construirían en las calles y sobre los tejados. Ahora se lo que están pensando. ¿Cómo pueden ser felices viviendo en un refugio sin hogar? Esto no era un recordatorio de las dificultades y peligros de su vagancia en el yermo. Era un tiempo de alegría de encuentro en las calles, renovando viejos amigos y haciendo nuevos amigos, y celebrando con la comunidad entera, incluso con los extraños que eran visitados. Las cabinas no tenían puerta frontal, estaban abiertas así cualquiera podría entrar a visitarlos. Dios les dijo regoncijence pues el Señor tu Dios bendecirá toda tu cosecha y todo el trabajo de tus manos. (Deuteronomio 16:15)

lulavLos israelíes era tan felices que cantaban canciones y agitaban sus ramas. Den gracias al Señor, porque él es bueno; su gran amor perdura para siempre. (Salmo118:29) Sostenían cuatro elementos juntos (llamado un lulav, que es la palabra para palmera), poniendo los limoneros en sus manos izquierdas y las ramas en las derechas. Sacudirían el lulav tres veces en una dirección, hacia afuera y detrás del corazón. Las ramas crujirían cuando las sacudían. Las agitaban en seis direcciones como estas [parados mirando el este, demuestra la agitación]: al sur (derecha), luego el norte (izquierda), este (frente), arriba, abajo, y el oeste (sobre el hombro, detrás tuyo). Sacudiéndolas en todas esas direcciones, recordaban que Dios está alrededor nuestro, todo el tiempo, y le rezamos con todo lo que somos.*

Verdadera felicidad viene de darnos cuenta que Dios está con nosotros, incluso mientras atravesamos tiempos difíciles. Nuestro tiempo sobre la tierra es corto, menos que cien años para la mayoría de nosotros. Nuestros cuerpos son temporariamente cabinas en este mundo, como los tabernáculos. Pero podemos invitar a Dios a vivir en nuestra cabina con nosotros. Una choza en el reino de Dios vale más que la mansión de un millonario sobre la tierra. Cuando aceptes a Jesús como tu Salvador empezará haciendo un lugar para vivir en el cielo. Aquel lugar es tenemos de Dios un edificio, una casa eterna en el cielo, no construida por manos humanas. (2 Corintios 5:1) ¡Cuando haces un lugar para él en tu corazón, él te hace un lugar en el cielo!
Roguemos. Querido, Señor Jesús, gracias por todas la bendiciones de la vida. Estoy muy feliz que me ames. Amén.

*Los cuatro artículos les recuerdan las partes de una persona. La palmera parecía una espina dorsal; la hoja del mirto, un ojo; la hoja del sauce, una boca; el etrog, un corazón. Elogiaron tanto a dios con su persona entera.

©2002 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

El amor más fuerte

Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos– Juan 15:13

Texto: Romanos 8:26-39

Objeto: un aro de metal o una alianza de matrimonio; o la lámina de arriba.

Resumen: Jesús tiene un amor tan fuerte para nosotros que nada puede separarnos de eso.

¿Alguna vez se preguntaron porque su madre (o padre) usa una alianza de matrimonio todo el tiempo? Es porque ese anillo le recuerda sus votos matrimoniales que hizo cuando se casó. Hizo una promesa de ser fiel a su esposo/a no importa que suceda, para bien o para mal. Hechen un vistazo a este anillo. Forma un círculo. No tiene principio ni final. Siente que fuerte que es. Trata de romperlo. No puede romperse fácilmente.

El amor que Jesús tiene para nosotros es como este anillo. Es muy fuerte porque nos ama sin importar que suceda. Leamos acerca del amor de Cristo para nosotros en la Biblia.

(Lea en voz alta Romanos 8:35, 37-39.)

¡Wow! El apóstol Pablo fue convencido que nada en este mundo o en el futuro podría separarnos del amor de Dios. Incluso si enviara un trasbordador espacial a la luna, o un submarino al fondo del océano, tú aún estarías dentro del círculo de amor de Dios. Es interminable y no tiene límites. Mi hija me dio una pequeña nota un día y yo la puse en mi escritorio. Era un simple poema que debe haber escuchado o escrito para mí. Dice “Te amé ayer, te amo aún, siempre te he amado, y siempre lo haré.” Esa es la forma en que Jesús te ama. Jesús tiene el amor más grande del mundo. Y cuanto más te amen tus padres, Dios te amará aún más. El nos ama tanto que Jesús dejó su vida por nosotros y resucitó de nuevo para que tengamos la esperanza de la vida eterna.

Oremos. Querido Señor Jesús, gracias por amarme con el amor más grande que existe. Amén.

©2002 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.