Category Archives: Fe

De temor a fe

Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas. – Josué 1:9

Textos: Lucas 8:50; Mateo 14:27; Lucas 12:32

Para mostrar: Un objeto que haga mucho ruido y con sonido fuerte (una trompeta, un timbre, un globo explotando, un juego de los que hacen ruido al darle vueltas de los que normalmente se usan en la despedida del año y en los cumpleaños).

Resumen: Dios nos ayuda a pasar rápidamente del temor a la fe.

Algunas cosas no causan temor. Dios no desea que seamos temerosos. Piensa por un momento spbre las cosas que te asustan. Algunos de nosotros sentimos temor cuando las luces se apagan de momento y nos quedamos a oscuras cuando hay tormenta de relámpagos y truenos . Otros nos sobresaltamos cuando escuchamos un ruido; como cuando se explota un globo, oímos la bocina fuerte de un carro o algo similar a esto (haga sonido con su juguete que hace ruido). ¿Les asustó? (Espere por las contestaciones). Dios nos dio un reflejo para reaccionar a las cosas que nos sobresaltan para ayudarnos cuando estamos en peligro. Ese reflejo causa que nuestro corazón tenga latidos más rápidos y nos provee momentánea de una cantidad de energía que nos ayuda a huir. Los versículos bíblicos de hoy son acerca de cómo podemos pasar en poco tiempo del temor (sentir miedo) a la fe (confiar en Dios) no importa lo que esté sucediendo.

(Lea Lucas 8:50)

Este versículo se trata del milagro de cuando Jesús resucitó a la hija de Jairo. Imagínense ver el padre de esa niña de 12 años. Mientras pedía ayuda, los amigos llegaron desde su casa y le dijeron que su hija había muerto. Jesús ayudó al padre a confiar en Dios en ese momento cuando le dijo estas palabras tan importantes: “No tengas miedo; cree nada más, y ella será sanada.” Debemos confiar en Jesús cuando tengamos temor y nuestro temor se transformará en paz.” Sabes como esa historia terminó: ¡Jesús la llamó y ella resucitó!

¿Qué si hubieras pensado haber visto un fantasma? ¡Eso daría mucho miedo! Los discípulos (seguidores de Jesús) estaban en un bote tarde en la noche, cruzando un lago y el viento estaba soplando fuertemente formando olas enormes. Ellos vieron a Jesús caminando sobre el agua y pensaron que estaban viendo un espíritu (un fantasma). Gritaron, pues sintieron temor. Pero Jesús no deseaba que tuvieran miedo y les dijo: “¡Cálmense! Soy yo. No tengan miedo” (Mateo 14:27). Aún en momentos en los cuales sintamos temor, Jesús desea que confiemos en él. Jesús saca la tormenta que está en nuestro interior (nos calma) antes de sacarnos de la tormenta.

Jesús también está interesado en nuestra fe en Dios. Jesús nos dice que busquemos a Dios primero en todo lo que hagamos y que Dios se encargará de proveer para nuestras necesidades. Servimos a un Dios amoroso que desea que gocemos de su bondad. En el sermón del monte Jesús dijo: “No tengan miedo, mi rebaño pequeño, porque es la buena voluntad del Padre darles el reino” (Lucas 12:32). Al ir creciendo, Dios desea que también crezcamos espiritualmente para llegar a ser cristianos maduros. Lo que significa que cuando nos encontremos en dificultades, pasemos rápidamente del temor a la fe; pasemos de sentirmos con miedo, a confiar en Dios en todas nuestras circunstancias.

Oremos. Amado Señor Jesús, danos valor para confiar en ti. Ayúdanos a pasar del temor a la fe rápidamente. Amén.

©2009 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

Sin duda

Después de padecer la muerte, se les presentó dándoles muchas pruebas convincentes de que estaba vivo. Durante cuarenta días se les apareció y les habló acerca del reino de Dios. – Actos 1:3

Texto: Juan 20:24-31

Objeto: Kool-Aid ® Changin’ Cherry Magic Twists™ (bebida verde mezclada que se vuelve azul pero sabe a cereza roja).

Resumen: El discípulo Tomás dudaba que Jesús había resucitado. El Señor Jesús le mostró que estaba vivo otra vez.

Preparación: Saca la bebida del paquete y ponla en una bolsa limpia de plástico sin marca. Prepara una jarra grande de agua pre-azucarada. Dales en vasos de plástico a los niños para que disfruten del refresco después del sermón.

Necesito alguien que me ayude. ¿Quién está dispuesto a ayudar? [Elige un voluntario] A mi me gusta Kool-Aid ® cuando tengo sed. ¿Tienen un gusto favorito? [Escucha respuestas] A mi me gusta el de cereza roja. Aquí está. [Muestra la bebida verde de la bolsa] Uh, oh. Quizás, cometí un error. Este debe ser de lima o melón porque es de color verde. Lo verteré en la jarra de agua de todos modos. [Vierte adentro la mezcla, revuélvela, y mírala como se pone azul] ¿Qué? Yo pensé que se volvería verde. ¿Podría ser de cereza? Pensé que sería rojo por ser de cereza. Dejen que mi ayudante lo pruebe y nos diga de qué gusto es. [Vierte una cantidad pequeña en las tazas para el niño y para ti] Hmm. ¡Sabe a cerezas! [Pídele a un niño que lo compruebe] ¿Es de cereza? [Sí] Gracias por ayudarme. En un momento tendremos todos para tomar un refresco. [Pon la jarra a un lado o dásela a otro adulto.)

¿Me hubieras creído si te decía de ante mano que el Kool-Aid ® era una mezcla verde que se volvería azul pero que es de cereza? [Escucha respuestas] Suena un poco desfachatado o difícil de creer. Pienso que algunos de ustedes tendían que ver para creer. Nuestra historia de la Biblia de hoy es acerca de los discípulos en el Día de Pascuas. Les habían contado algo incluso todavía más increíble que parecía difícil de creer: ¡Que Jesús había resucitado de la muerte!
Jesús había muerto colgado en la cruz y luego fue enterrado. Después de tres días el domingo por la mañana los discípulos oyeron de María Magdalena (y otros) que Jesús estaba vivo otra vez. Sonaba difícil de creer pero era verdad. Como los discípulos se estaban escondiendo en una habitación detrás de las puertas cerradas, de repente el Señor Jesús se les apareció ante ellos. Estaban contentos de ver a Jesús, pero uno de los discípulos llamado Tomás no estaba con ellos en ese momento.

(Lea en voz alta Juan 20:24-31.)

Tomás no creía la historia que Jesús había resucitado hasta que vio a Jesús otra vez en persona. Tomás tenía una duda,o un momento de incredulidad. Lo habían llamado el “dudoso Tomás” porque quería una prueba de que Jesús estaba vivo otra vez. Jesús quiere que creamos en él sin ninguna duda. Siempre busca nuestra fe. Mientras la palabra lo dice que ver es creer, la Biblia nos enseña que creamos y veremos. Vivamos de una manera en que los otros puedan ver nuestra fe en Jesús.

©2003 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

El Super Tazón

“El gran amor del Señor nunca se acaba, y su compasión jamás se agota. Cada mañana se renuevan sus bondades; ¡muy grande es su fidelidad!” (Lamentaciones 3:22, 23 NVI).

Texto: 2 Reyes 4:1-7

Para mostrar: un jarro o un tazón (una escudilla o vasija)

Resumen: La historia de Eliseo y la viuda nos demuestra cómo Dios provee para todas nuestras necesidades abundantemente.

Hoy vamos a hablar del Super Tazón o “Super Bowl”. ¿Saben de qué estoy hablando? No estoy hablando del juego de fútbol que se juega en febrero. Estoy hablando de una historia en la Biblia que tiene que ver con una vasija de aceite. El aceite era usado como combustible para quemarse en lámparas. Era muy valioso. Había una mujer cuyo esposo había servido a Dios junto al profeta Eliseo. Cuando él murió, la viuda quedó teniendo una deuda hacia una persona, pero no tenía dinero con que pagarl Se iban a llevar a sus dos hijos como esclavos para que trabajaran hasta pagar la deuda. Ella estaba desesperada. Fue al profeta Eliseo y le suplicó que la ayudara.

Eliseo le dijo: “¿Y qué puedo hacer por tí? Dime, ¿qué tienes en casa?” Y ella le contestó: “Su servidora no tiene nada en casa excepto un poco de aceite”. (2 Reyes 4:2).

Eliseo le dijo qué hacer. Esto es lo que ocurrió. Ella regresó a la casa y pidió vasijas prestadas a todos sus vecinos, tantos como pudo encontrar. Entonces ella y sus hijos entraron a la casa y cerraron las puertas de la casa. Ella tomó su vasija de aceite y comenzó a echar de ese pequeña vasija hasta que la primera vasija prestada se llenó. Uno de sus hijo trajo otra vasija, y luego otra y otra y siguieron echándole aceite hasta que todas las vasijas que tomaron prestadas fueron llenadas. Entonces ella pidió otra vasija y él le indicó que no quedaba ninguna. En ese momento dejó de fluir el aceite.

Ella estaba tan exitada con todo el aceite que Dios le había provisto que salió corriendo a darles las buenas nuevas a Eliseo. Él le dijo: “Ahora vé a vender el aceite, y paga tus deudas. Con el dinero que te sobre, podrán vivir tú y tus hijos”. (2 Reyes 4:7) Ella confió en Dios para que le ayudara. Dios tomó de lo poquito que ella tenía, y su fe, e hizo mucho más. Ahora ella tendría suficiente aceite para vender y así poder pagar el dinero que debía y todavía tendría lo necesario para vivir ella y sus hijos. Ella obedeció a Dios y demostró su fe al hacer lo que el profeta Eliseo le había dicho. Dios bendijo su fe con un milagro maravilloso.

Este pequeño vasija de aceite era verdaderamente un “super tazón”. Dios proveyó todo lo que ella necesitaba. Ese aceite es como el Espíritu Santo. Cuando una persona cree en Jesús, el Espíritu Santo viene a llenarnos. El Espíritu Santo provee todo lo que necesitamos en la vida. Es como una vasija de aceite que se desborda, dándonos todo lo que necesitamos para que brillemos por Dios.

©1997 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

Fe Ciega

Texto: Isaías 42:16; 2 Corintios 5:7

Objeto: Pintura de una persona ciega con un perro guía.

Resumen: Dios quiere que dependamos de él por la fe así como una persona ciega depende de su perro guía.

¿Puede alguien decirme que es lo que la pintura muestra? [Una persona ciega y un perro] ¿Qué es lo que el perro está haciendo con él? [conduciéndolo porque él no puede ver] ¿Te has preguntado alguna vez como sería si usted no pudiese ver?

Lea en voz alta Isaías 42:16 Y guiaré a los ciegos por el camino que no conocen, yo los conduciré por sendas que no han conocido…

El profeta Isaías predijo que un día cuando Dios conduciría su gente enviándole a Jesús como una nueva y viva manera de seguirlo. Jesús es nuestro guía. Muchas veces nosotros somos como personas ciegas: no sabemos que hacer para complacer a Jesús. Podríamos intentar complacerlo por nuestros propios medios y pensar cosas puras para hacer. Pero Dios quiere que confiemos en Él para guiarnos. La Biblia habla de caminar por la fe, es decir, confiando en el Espíritu Santo de Dios para guiarnos. Nosotros podemos rezarle a Dios esperando que nos responda.

Lea en voz alta 2 Corintios 5:7 (Para que caminemos por la fe, no por la vista) 

¿Qué pasaría si nosotros nos comportáramos como si actualmente fuésemos espiritualmente ciegos? Si nosotros estaríamos completamente desamparados sin saber que hacer sin rezar acerca de esto primero, entonces desarrollaríamos una relación profunda y dependiente con Jesús. Dios quiere que nos acerquemos a Él. Eso es porque Jesús nos da a cada cristiano el poder del Espíritu Santo entre nosotros. Por eso la próxima vez que veas a una persona ciega, recuerda que Dios quiere que dependamos de Él por la fe tal como una persona ciega confía en su perro para guiarlo.

©1997 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.