notify@childrensermons.com

Arbusto ardiente

Post 334 of 525

Texto: Éxodo 3:1-6, 14

Resumen: Dios llamó a Moisés al servicio del “arbusto ardiente”. Jesús es el gran YO SOY. Jesús es quién se le apareció a Moisés como “el ángel del Señor.”

¿Has escuchado acerca de Moisés y el arbusto ardiente? Ésta es una historia de la Biblia del Libro del Éxodo. Moisés había crecido en Egipto en un palacio del Faraón. Cuando tenía 40 años, se escapó de Egipto porque mató a un egipcio que le estaba dando una paliza a un hebreo. Moisés pasó otros 40 años en el desierto con los Madianitas. Fue aquí que Dios trabajó en Moisés y le enseñó lo que necesitaría saber para ser un líder, un líder para liberar a los israelíes de la esclavitud en Egipto.

Moses at the burning bush

Moisés y el Arbusto Ardiente por Arnold Friberg cortesía de Christ-Centered Art.

Un día Moisés vio algo inusual. Él vio un arbusto que parecía estar prendido fuego, pero no se estaba quemando. Era el ángel del Señor. Fue en nombre de Dios. Fue Jesús (antes que alguna vez viniera a la tierra, había estado vivo para siempre) quién llamó a Moisés. Moisés le respondió, Aqui estoy.

(Lea en voz alta Éxodo 3:5-6]

Moisés tuvo miedo porque se dio cuenta era Dios quien le estaba hablando. Dios lo estaba llamando para servir. Él quería que Moisés sea el líder de los israelíes para alejarlos de ser esclavos en Egipto para servir a Dios en la Tierra Prometida. Moisés inventó excusas pero finalmente se dio cuenta que él no podía no responder el llamado de Dios para servirlo. Como ultimo esfuerzo de inventar una excusa, le preguntó a Dios que si su nombre era así él podría decirles a los hijos de Israel quién era el que lo llamaba. Dios le respondió con una palabra que ahora llamamos Jehová (de YAHWEH), la cual significa Yo soy lo que soy. Este nombre significa que Dios había vivido por siempre; él es Dios porque es Dios y eso es. Jesús es un gran YO SOY que habló a Moisés en el arbusto ardiente.

Como cristianos somos llamados a servir a Dios también. Podemos poner excusas y decepcionar a Dios, o podemos hacer todo lo posible para servirle. Algunos cristianos son llamados a áreas especiales de trabajo para Dios y volverse pastores y misionarios. Pero lo que estoy hablando ahora no es eso. Estoy hablando de cada cristiano. Cada cristiano es llamado por Dios para servirle en la escuela, en el trabajo o juego. Podemos servir a Dios sin problema de donde nos ubique.

©1999 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu