notify@childrensermons.com

El ciego ve

Post 337 of 525

Juan el Bautista nos ha enviado a preguntarte: ¿Eres tú el que ha de venir, o debemos esperar a otro?’ Entonces les respondió a los enviados: Vayan y cuéntenle a Juan lo que han visto y oído: Los ciegos ven, los cojos andan, los que tienen lepra son sanados, los sordos oyen, los muertos resucitan y a los pobres se les anuncian las buenas nuevas. . – Lucas 7:20, 22

Texto: Marcos 10:46-52

Resumen: La historia de Jesús curando al ciego Bartimaeus.

Una vez visité una caverna subterránea. Cuando el guía de turismo tenía un grupo cerca del fondo de la cueva apagaba las luces. Estaba tan oscuro que no podía ver mi mano frente a mi cara. Esto es tan cerca que puedo imaginar lo que debe ser ciego. Cierra los ojos por un momento. Si intentas caminar alrededor justo ahora tú puedes chocarte cosas. Estoy seguro que puedes apreciar que bendición es poder ver.

Un día Jesús atravesó la ciudad de Jericó. Una gran multitud lo seguía. Un hombre ciego llamado Bartimaeus se sentó en la calle. Nadie le daría un trabajo porque era ciego, así que tenía que rogar por comida y dinero.

(Lea en voz alta Marcos 10:47-48] Bartimaeus creía que Jesús era un elegido de Dios, El Mesías, así que lo llamaba el Hijo de David. Bartimaeus había escuchado como Jesús había curado a otra gente y sabía que podía curar su ceguera. Así aunque la gente le dijo que sea tranquilo, él gritó incluso más fuerte por Jesús. Hijo de David, ten piedad de mi. Luego Jesús paró y les dijo a los que estaban cerca que lo llamaran.

¿Puedes imaginar qué contento estaría Bartimaeus de escuchar que Jesús lo estaba esperando? El tenía algo muy importante que pedirle. Tenía tanta fe en Jesús que dejó su túnica a un lado. Aquella túnica puede haber sido la única cosa en el mundo que tenía pero no significaba nada comparado con encontrarse con el Señor de la Vida. Jesús le preguntó a Bartimaeus que podía hacer por él. Si fueras ciego ¿qué le pedirías a Jesús que haga? ¿Le pedirías una nueva túnica o un montón de plata? [No] Por supuesto que no. Le pedirías poder ver y eso es lo hizo Bartimaeus.

(Lea en voz alta Marcos 10:52] Bartimaeus inmediatamente recibió su vista tan pronto como Jesús dijo las palabras. Jesús es Dios así cuando da las palabras sucede así. No tenemos que esperar. Bartimaeus siguió a Jesús en su camino. Cuando Dios te encuentra (¿crees que encontraste a Dios?) y cambia tu vida para siempre es solamente natural seguirlo.

Alguna gente es ciega aunque incluso pueda ver con sus ojos porque no entienden que Jesús es el Hijo de Dios. Esta incredulidad causa oscuridad en sus corazones y mentes. Jesús nos dice que somos la luz del mundo y que dejemos que nuestra luz ilumine el camino que otros puedan ver que servimos a Dios y le damos la gloria. (Mateo 5:14,16) Esto debe solo lo que otros necesitan entender que Jesús los ama y quiere que vean Dios.

©2000 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu