notify@childrensermons.com

Dichosos (bienaventurados) son…

Post 339 of 525

Texto: Lucas 6:17-27, también Mateo 5:1-12

Para mostrar: un juego de computadora de mano (o como modo de introducción alterna, use el ejemplo de aprender el alfabeto antes de comenzar a deletrear palabras).

Resumen: Jesús nos enseña lo que significa ser dichosos. Jesús nos permite entender mejor las leyes de Dios.

¿A alguno le gusta los juegos de computadoras? (Enseñe el juego de computadora que tiene en sus manos). A mis hijos le gusta jugarlo cuando vamos en un viaje largo en carro o es un día muy lluvioso y no pueden salir a jugar. No soy muy bueno jugándolo. Me es muy difícil pasar del primer nivel. Mis hijos lo juegan mucho mejor que yo. Ellos pasan del primer nivel y llegan a niveles muchos más altos. Hoy deseo hablarles acerca de un momento en el cual Jesús deseaba que sus seguidores pasaran a un nuevo nivel de entendimiento de las leyes de Dios. Puede ser que Jesús le haya enseñado estos dichos a sus seguidores en distintos lugares. Un pasaje de la Escritura (Mateo 5:1-12) dice que Jesús fue a una montaña y enseñó a sus discípulos. Es por eso que estos dichos vinieron a ser conocidos como “Sermón sobre el monte”.

(Léale a los niños Lucas 6:17-23, 27).

¿Recuerdan que les comenté del pasar de un nivel fácil a uno más difícil en este juego de computadora? De manera similar, el Señor Jesús desea que entendamos mejor las leyes de Dios. Cuando Dios le dio estas leyes a Moisés, él le indicó que eran reglas básicas a seguir para vivir adecuadamente. Eran unas reglas que estaban a un nivel de principiante. Por ejemplo, Moisés les enseñó a no matar a sus enemigos sino sólo usar pagarle con la misma moneda a quien les había hecho mal (“ojo por ojo y diente por diente”). Jesús les dijo: “Amen a sus enemigos” (v.27). Eso los llevaría a un nivel más alto. Todavía estamos aprendiendo esa verdad tan extraordinaria. Jesús hace que cambiemos; de hacerle daño a otros a ayudarles; de odiarles, a amarles. No basta el soportarnos los unos a los otros,. Jesús nos enseña que debemos llevarnos bien y a que estemos en paz con los demás.

Jesús dice cosas que son opuestas a lo que el mundo enseña. Él le da un virazón a la forma en que el mundo vive y piensa. Él hace afirmaciones que comienzan con “Dichosos son…” y después nos sorprende. Dichoso seas tú que eres pobre, que tienes hambre, que lloras, que eres odiado porque sigues a Jesús. ¡Tú eres dichoso, eres bendecido! Jesús enseña que Dios levantará a los humildes, que los últimos serán primero, que los misericordiosos recibirán misericordia. El nos hace ir más allá de las reglas rígidas y nos enseña que lo importante de la ley es el tener misericordia. Nos enseña a amarnos los unos a los otros.

Espero que según sigas visitando la iglesia y crezcas en edad, también crzcas en gracia y en el entendimiento de nuestro Señor Jesús y de sus palabras. Dichoso eres cuando escuchas y entiendes las palabras de Dios.

Oremos: Querido Señor Jesús, bendice a estos niños y ayúdales a entender cuánto los amas. Amén.

©2004 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu