notify@childrensermons.com

Niño malo (Hijo Prodigo)

Post 341 of 525

Broma: Cualquier niño puede decirte que el único propósito de la mitad de un nombre es que así puede decirte cuándo está en problemas.

Texto: Lucas15:11-32

Objeto: un póster del regreso del Hijo Prodigo.

Resumen: Incluso cuando somos malos, Dios nos ama y esta esperando que le pidamos perdón y regresar a casa.

¿Alguna vez fuiste un niño o niña malo/a? ¿Como sabías que habías sido malo? ¿Te castigaron tus padres? Jesús cuenta la parábola de un niño malo. Es registrada en Lucas 15:11-32. Esto es lo que sucedió en la historia.

Un hombre tenía dos hijos. El más pequeño quería que su padre le de su parte en la herencia. El padre se la dio, pero él se fue de la casa y viajó a un país lejano y gastó su dinero en una vida extravagante y fiestera. Por ese tiempo había gastado todo su dinero, ninguna de las cosechas crecería en la tierra como resultado de una hambruna poderosa. El más joven de los hijos no tenía nada para comer, así que fue a trabajar como un sirviente rentado. Tenía un trabajo muy humilde: alimentar a los cerdos. Él hizo apenas dinero suficiente como para comer. Cuando el regresó en sí, se dio cuenta que incluso los sirvientes del padre tenían abundancia para comer y eran mejores de lo que él era. Él se hizo la cabeza que regresaría a su casa y le pediría perdón a su padre, esperando ser tomado sólo como un sirviente rentado. Pero cuando él regresó, su amado padre ya lo estaba buscando para que regrese, lo vio y fue movido a misericordia. Su padre corrió a su encuentro y lo abrazó.

Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.

Pero su padre, al oír éstas palabras, regresó a su hijo al estado antes de haberse ido. Le dio el mejor traje, un anillo significando su autoridad como hijo, y unos zapatos nuevos. Luego prepararon un banquete y tuvieron una gran fiesta. Porque este era mi hijo muerto, y ha revivido; se había perdido, y fue hallado. Ahora el hijo mayor estaba trabajando duro en el campo y escuchó la conmoción en la casa. Él estaba muy enojado cuando averiguó lo que estaba pasando. Él siempre había obedecido a su padre y no le habían hecho ni siquiera una fiesta con sus amigos. Pero su padre le dijo, Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas. Le dijo al hijo mayor está bien que regocijemos porque tu hermano menor ha cambiado su camino, ha sido perdonado y está vivo otra vez.

Esta historia es una de las más conocidas parábolas de Jesús y es llamada El Hijo Prodigo. Pienso que un titulo mejor hubiese sido Nuestro amado padre porque el resultado de la historia depende de cómo el padre reacciona con su hijo díscolo. El padre podría haberse incluso negado a ver a su hijo de nuevo después de haber dejado el hogar y malgastar su vida. Sobre su vuelta, el padre podría haberlo tomado como un sirviente por el resto de su vida para que aprenda la lección. En vez de hacer eso, vimos un padre adorable que quería que su hijo entre en razón, que reconozca su error y regrese al hogar.

Todos hemos pecado o le desobedecimos a Dios. ¿Dios tiene bronca contra nosotros? No, él es misericordioso y quiere perdonarnos cuando nos arrepentimos. Él disfruta al vernos estar vivos espiritualmente de nuevo y regresa en una relación de compañerismo con él. Él ama a aquellos que lo obedecen también. Él es adorable y misericordioso con los pecadores que ruegan el perdón. Si hemos estado mal, necesitamos cambiar y regresar a seguir a Jesús.

©1998 por Jim Kerlin. Todos los derechos reservados.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu