notify@childrensermons.com

Tenga en cuenta a los demás

Post 350 of 525

“Sean, pues, aceptables ante ti mis palabras y mis pensamientos, oh Señor, roca mía y redentor mío” (Salmo19:14-NVI).

Texto: Números 11:28-29; Marcos 9:38-40; Salmo 19:14

Para mostrar: tu mano

Resumen: No encuentres faltas en los demás. Tenlos en cuenta.

Deseo hablarles de cómo tratamos a otros. ¿Han visto ustedes a alguien apuntando con su dedo a otra persona y le han oído hablar acerca de las faltas de otros? Bueno, ha sido dicho que cuando apuntamos a otra personas para demostrar una falla en la otra persona, hay tres dedos que están apuntando hacia nosotros. (Demuestre apuntando hacia otra persona o lugar y permítales ver como hay tres dedos apuntando hacia usted).

Lo que más me molesta sobre los demás es la parte que no entiendo de mí mismo.

He aprendido a tener en cuenta a otros. Les demuestro un amor incondicional y una aceptación de su persona y llego hasta ahí. Dichas personas y cada uno de nosotros estamos en diferentes puntos en nuestra jornada de fe. Perdónate a tí mismo y perdona el hecho que hay algo que te molesta acerca de ellos. Ellos están en un punto diferente al tuyo en su desarrollo espiritual

Cuando vemos a otros cristianos haciendo lo que el Señor les ha dirigido a hacer, en lugar de criticarlos o culparlos por no hacerlo como nosotros lo haríamos, o por no decir lo que diríamos, ¿por qué no nos alegramos de que algo bueno se está haciendo?

Así fue como Moisés se sintió cuando Josué sintió envidia de que Dios le había dado de su Espíritu a dos hombres que no eran parte del grupo selecto de los 70 ancianos de la tribu de Israel. Moisés le dijo a Josué, (el que más tarde llegaría a ser el líder), que él (Moisés) deseaba que todos tuvieran el Espíritu de Dios y pudieran llevar el mensaje de Dios al pueblo (Números 11:28-29)

Jesús le respondió de manera similar a su discípulo Juan cuando supo que un hombre estaba sanando personas enfermas del alma (al estar echando fuera demonios), usando la autoridad dada al nombre de Cristo. Jesús tuvo en cuenta a dicha persona y le dijo a Juan que no se lo impidiera, añadiendo “El que no está contra nosotros está a favor de nosotros” (Marcos 9:38-40)

La próxima vez que miremos a alguien y algo de él/ella nos moleste, preguntémonos: “¿He sido así?” Tal vez, sí, tal vez Dios esté permitiendo que nuestros dedos nos señalen, pero Dios a la misma vez él nos está diciendo suavemente: “Te amo. Te perdono. Crece, madura.”

Oremos. Amado Señor Jesús, ayúdame a ser bondadoso y tomar en cuenta a los demás. Amén.

©2012 por Jim Kerlin. Derechos reservados. Las traducciones en español por Zulma M. Corchado de Gavaldá.

Escritura tomada de la Biblia de Estudio NUEVA VERSION INTERNACIONAL®. El derecho de autor© 1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional. Todos los derechos reservados mundialmente. Utilizado con el permiso de la Sociedad Bíblica Internacional.

This article was written by Jim

-->
Menu